Marcos Yáñez, gana uno de los premios literarios ‘València’

Es el primer segoviano galardonado en este certamen de la Diputación valenciana

143
Publicidad

el adelantado / segovia
El doctor en Humanidades, Marcos Yáñez Velasco (Segovia, 1986) ha sido el ganador en la categoría de ensayo para jóvenes de los premios ‘València del Magnànim’, que convoca la Diputación Provincial de Valencia.

Con el título ‘El bosque. Espejo literario del ser humano’, Marcos Yáñez Velasco se hizo con el premio de una de las once modalidades que hay en el certamen literario. Se trata del primer segoviano que logra uno de estos premios.

El jurado valoró la originalidad del tema y la capacidad del autor para abordar el tema tratado, desde una perspectiva transversal, que incorpora referentes procedentes del conservacionismo, la filosofía, el cine y la literatura.

El Palau de la Batlia fue sido el escenario de la presentación de los ganadores de los Premios València 2019 de la Institución Alfons el Magnànim-Centre Valencià d’Estudis i d’Investigació. Una edición en que se otorgan 10 premios de las 11 modalidades convocadas con “una significativa presencia de voces jóvenes con un futuro prometedor”, explicó el director de la Institución, Vicent Flor, quien se ha mostrado satisfecho por la presencia de autores más consolidados que han elegido los Premios València como una forma de prestigiar su obra y darla a conocer en otros ámbitos.

La vicepresidenta de la Diputació de València y responsable de la Institución Alfons el Magnànim, Maria Josep Amigó, destacó que “el 60% de las obras publicadas son en valenciano, además de la consolidación de los premios, que con el nombre de València alcanzan ya el territorio estatal”. De hecho, la mitad de los ganadores y ganadoras de los premios son de otras comunidades autónomas.

Los premiados son:

Jorge Fernández Gonzalo (Madrid, 1982) obtiene el València de ensayo con la obra ‘El resto risible. Principios para un materialismo humorístico’, una obra de la cual el jurado ha valorado el atrevimiento y la dimensión transgresora a la hora de plantear muy seriamente el humor: “Se trata de una reflexión filosófica muy profunda, pero próxima y a la vez divertida, que combina las referencias filosóficas más complejas del mundo clásico con elementos propios del humor y de la cultura de masas, como por ejemplo Monty Python o Jim Carrey”, explica, destacando que “el autor reivindica el humor y la filosofía como forma de conocimiento”. Fernández Gonzalo, profesor de Filosofía en la Complutense, ha publicado libros de poesía y ensayo, entre los cuales destaca ‘Filosofía zombi’ (2011, finalista del premio Anagrama de ensayo) y ‘Iconomaquia. Imágenes de guerra’ (2017, premio Málaga de ensayo).

Jovi Seser (Premio València de narrativa en Valenciano) Una compilación de relatos obra de Jovi Seser titulado ‘Piedras que tienen que ser removidas’ obtiene el premio de narrativa en valenciano. De él destaca el jurado la “calidad literaria que el autor ha demostrado en un género nada fácil como es la narrativa breve”. Así, “la fragmentariedad se convierte en un valor añadido gracias a la diversidad temática y de estilo”. De la obra también han destacado la capacidad de creación de ambientes y atmósferas, así como el ritmo y la intensidad narrativa. Seser es periodista, escritor y comunicador. Debutó con dos volúmenes de cuentos ‘Seis cuentos y una novela incierta’ y ‘Efectos secundarios’ (2011), y también ha publicado las novelas ‘Una historia de ficción’ (2014), ‘Últimas existencias’ (2012) y ‘El traductor’ (2015). Además ha hecho incursiones como autor y adaptador en el mundo del teatro y el cine.

Emili Bayo Juan (Lleida 1961). El premio València de narrativa en castellano se le ha concedido a Emili Bayo Juan por la obra ‘El mañana sin mí’. Los miembros del jurado han destacado que “es una novela que seduce al lector desde la primera página por su fuerza visual y la originalidad de la trama, la inteligencia de su estructura y, sobre todo, por la construcción de todos sus personajes, especialmente, la de su carismático protagonista, que acaba alojándose en nuestras vidas”. Del autor han alabado su “voz tan personal que, escriba el que escriba, encontrará muchos lectores que lo escuchan (y leen)”. Este profesor de lengua castellana de un IES de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) hace más de veinte años que publica novelas; entre su obra destacan ‘La edad de las palabras’ (Premio Llorenç Villalonga de Novela), ‘Puta Pasta’ (Premio Crímenes de Tinta, que otorga RBA), y ‘Cerca de las bombas’ (Premio Grande Angular). ‘Tan tuyo como la muerte’ y ‘El mañana sin mí’ son sus primeras obras en castellano.

Ramon Guillem Alapont. El premio València de poesía en valenciano ha sido otorgado a Ramon Guillem Alapont (Catarroja 1959) por la obra ‘Fugaz’. El jurado valoró “la sencillez aparente o buscada de una poesía que se basa en los detalles íntimos, casi intangibles. Ya desde los primeros poemas va estableciendo el contenido de todo el libro, ‘La luna menguante’, de John Dos Pasos, el ‘bello instante’, de Valéry. Con un estilo no demasiado usual en nuestra poesía, el autor consigue crear pequeñas chispas de emoción e interés muy profundos”. El autor es técnico de bibliotecas y dirige la colección de poesía de Ediciones Periférico. Como escritor ha cultivado tanto la narrativa como la poesía, destacando del primero de los dos géneros ‘La cámara insomne’ (1992) y ‘Como la Angélica’ (2007). Ha obtenido por su obra numerosos galardones como el premio de Literatura Erótica La Vall d’Albaida (‘A fuego lento’, 2004). Entre la poesía, hay que señalar los poemarios ‘De donde gran deseo se engendra’ (1984), Premio Vila de Alaquàs y ‘La fiebre de los días’, Premio Maria Beneyto del Ayuntamiento de València, 2004.

José Ángel García Caballero (València, 1977) ha obtenido el premio de poesía en castellano con el poemario ‘El jarrón roto’. Del libro se ha valorado “la acertada mezcla de la cultura clásica griega con la realidad contemporánea, ya sea griega (Seferis) como hispana (Machado), con un lenguaje extraído de aquello cotidiano y con una utilización muy hábil del verso de la familia del endecasílabo”. Caballero es profesor de Secundaria y ha publicado los poemarios ‘Llaves olvidadas’ (2010) y ‘Buhardilla’ (2014).

Jordi Peidro Torres (Alcoy, 1965) es el ganador, con la obra ‘La era de Acuario’, de la segunda edición del premio de novela gráfica. El jurado destacó “el despliegue narrativo y de recursos gráficos y compositivos, asimilados desde una óptica propia para el desarrollo de una historia de argumento trepidante que sabe mezclar el exotismo con la aventura personal”. Peidro desarrolla un buen número de proyectos ligados al diseño y la escritura. En los últimos 35 años ha escrito teatro, cortometrajes y ha ilustrado novelas, cuentos y libros de texto, entre otros. En el campo del cómic, durante la década de 1980 y 1990 publicó los álbumes ‘El ojo africano’ y ‘La bahía del ahogado’. Años después, ya en 2014, hizo colaboraciones con la revista Pitido! y los álbumes ‘San Francisco de Borja, duque y santo’, ‘El misterio del mundo solidario’ y ‘Esperaré siempre tu regreso’. Actualmente está trabajando en un nuevo cómic sobre la Guerra Civil.

Marcos Yáñez (Premio València Nueva de Ensayo) (Segovia, 1986). La obra ganadora en la categoría de ensayo para jóvenes es ‘El bosque. Espejo literario del ser humano’, de Marcos Yáñez Velasco. En ella el jurado valoró la originalidad del tema y la capacidad del autor para abordarlo desde una perspectiva transversal, que incorpora referentes procedentes del conservacionismo, la filosofía, el cine y la literatura. “Muestra el bosque como un espacio simbólico, una construcción cultural desde la cual reflexionar sobre la sociedad, la política, las subjetividades y la modernidad”. Yáñez Velasco es licenciado en Filosofía por la Universidad de Salamanca y doctor en Humanidades y máster en Estudios Comparados de Literatura, Arte y Pensamiento por la Universitat Pompeu Fabra. Como escritor y divulgador de contenidos culturales colabora en varias revistas y plataformas digitales.

Marta Quintín Maza (Zaragoza 1989). ‘La tortuga que huía del jaguar’, de Marta Quintín Maza, recibe el premio València Nueva de Narrativa en Castellano). El jurado valoró “la belleza de su lenguaje con ecos evolucionados del realismo mágico, la sabia combinación de lirismo y acción y porque, en definitiva, es una gran metáfora de la libertad en clave de fábula. Y es además un canto a la naturaleza y una defensa de su supervivencia”. Marta Quintín ha publicado dos novelas: ‘Dime una palabra’ (2012) y ‘El color de la luz’ (2018).

Aina Garcia Carbó (Castelló de la Plana 1993). En cuanto al premio València Nueva de poesía en valenciano, ha recaído este año sobre la obra ‘El coro hereje’, de Aina Garcia Carbó, de la cual el mismo jurado destacó que “muestra ya desde los primeros versos un buen dominio del ritmo y la expresión. Combina poemas magníficos y definidores de una poética personal. Amor filial y amor en el país, en la tierra”. Maestra de Educación Infantil, está especializada en literatura infantil y juvenil. Su primera publicación es de 2015, el poemario ‘Detrás la palabra’, al que siguieron otros dentro del género de ensayo y narrativa, de los que destacan ‘Nosotras las fusterianas’ (2017) y ‘Las detectives y el banquete de alcachofa’ (2018).

Mario Vega Nogal (Oviedo, 1992) se ha hecho con el galardón de poesía joven en castellano con la obra ‘La mala conciencia’, un libro, en palabras del jurado, “maduro para un poeta joven, comprometido con el lenguaje poético cuidadoso y una sólida estructura que revela, en un mundo real, los conflictos que despiertan en el autor una mala conciencia a la manera de Gil de Biedma en su celebrado libro ‘Moralidades’. Mario Vega combina su trabajo como editor con la poesía y ha publicado ‘Al umbral de las horas’ (2016).