Mañueco y Tudanca se critican mutuamente por su inacción

El presidente de la Junta y el líder del PSOE valoran el inicio de la legislatura con visiones contrapuestas

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en el Pleno de las Cortes.
Publicidad

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y el líder de la oposición, Luis Tudanca (PSOE), se reprocharon mutuamente ayer su inacción en el arranque de la legislatura, con una visión opuesta de lo realizado por el Ejecutivo en estos seis meses de funcionamiento.

“No transmite nada más que indolencia”, expresó Tudanca al formular su pregunta parlamentaria ante el Pleno de las Cortes, donde aseguró que estos meses “no han servido para nada”, mientras que Mañueco planteóque el líder socialista enlazó “las vacaciones de verano con las de navidad” y resumió su intervención con una demanda: “haga algo”.

El presidente aseguró que el suyo es un “gobierno que funciona, que dialoga, que llega a acuerdos, transformador, cercano a las personas, leal con las instituciones y defensor de Castilla y León y de sus gentes”.

“Dime de que presumes y te diré de qué careces…”, ironizó Tudanca en la primera parte de su dúplica, en la que ha pedido al presidente que le ponga “ganas”, porque “ya lleva un tiempo” y no transmite “nada más que indolencia”, como si llevara en el gobierno 20 años. “Ah, es que lleva en el gobierno 20 años…”, ironizó.

El representante socialista enumeró algunas de las cuestiones que en su opinión evidencian la mala gestión de la Junta, entre los que citó el “escándalo tras escándalo” en materia de corrupción que culmina con la contratación como asesor del exdirector general de la Policía Ignacio Cosidó, sobre cuya contratación ha pedido explicaciones tras conocerse que el Gobierno de Rajoy pagó supuestamente con fondos reservados la vigilancia al extesorero del PP Luis Bárcenas.

Despoblación, la primera huelga de funcionarios por la inaplicación de las 35 horas de jornada semanal, multiplicar “por ocho” el objetivo de déficit para 2019 y que lo atribuya a “la herencia recibida de Herrera”, y los problemas con la sanidad, con el incumplimiento de su “promesa de décadas” de contar con aceleradores lineales en todas las provincias, son los lastres de este Ejecutivo, en palabras del portavoz socialista.

En su duplica a Tudanca, Mañueco lamentó que pase el tiempo y tenga “siempre los mismos hábitos”, convertido en “un alumno aventajado del sanchismo, capaz de mentir sin inmutarse”.

Para defender las medidas tomadas por su Gobierno, Mañueco preguntó al socialista “en qué planeta estuvo” en este tiempo y si “empalmó las vacaciones de verano con las de Navidad” para no darse cuenta de las iniciativas.

Entre ellas, el presidente destacó el reciente acuerdo del diálogo social, el liderazgo en la bajada interanual del paro, haber alcanzado el millón de ocupados, la supresión del impuesto de sucesiones, el liderazgo en turismo rural, la bajada del precio del suelo industrial, el plan de crecimiento para pymes, el “blindaje” de los servicios públicos en el ámbito local y un sistema de dependencia sin lista de espera.

En materia de sanidad, Mañueco defendió que hay un “buen poso”, aunque su intención es “mejorar la sanidad en el medio rural”, para lo que aseguró que su gobierno se reunió “con todo el mundo menos con usted, porque usted no quiere”.

Mañueco defendió que el suyo es un gobierno “con actividad, dinámico y que dialoga con todos”, frente a un líder de la oposición a quien sugirió que “siga si quiere de vacaciones, pero levante el interruptor del bloqueo político” y realice “propuestas en positivo”.

“Dialogue con todos los grupos, con todos los consejeros, haga algo”, remató el presidente.
La pregunta formulada por Tudanca tuvo continuidad con la planteada por el líder de Podemos, Pablo Fernández, quien afirmó que “su expediente” de los primeros meses de legislatura es “un libelo para Castilla y León”, con una “ceguera” sobre los problemas de la Comunidad que “no tiene parangón”.

En materia de despoblación, Fernández preguntó a Mañueco si “hay alguien ahí”, ya que este problema no se resuelve con una “comisión de expertos” ni con diagnósticos que están claros, porque “lo que hace falta son ideas valientes”. “Sobran comisiones hueras e inanes”, añadió.

En su contestación, Mañueco ha insistido en las medidas tomadas por su Gobierno en lo que va de legislatura y ha considerado que el dirigente de Podemos “se esfuerza poco” y “siempre canta la misma canción”.