Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco, ayer en Madrid.
Isabel Díaz Ayuso y Alfonso Fernández Mañueco, ayer en Madrid. / Juan Lázaro

Los gobiernos de Castilla y León y Madrid firmaron un nuevo protocolo de colaboración para que abulenses y segovianos de diez zonas básicas de salud puedan recibir asistencia sanitaria en hasta 16 especialidades diferentes en la Comunidad de Madrid, siete más que en la actualidad.

En concreto, de la provincia abulense se beneficiarán siete zonas básicas de salud, cinco del Valle del Tiétar y dos de las Navas del Marqués, para las que Madrid prestará servicios de referencia en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, tanto para población adulta como pediátrica. Mientras, serán tres áreas de Segovia: El Espinar, Villacastín y Riaza. Las dos primeras tendrán como referencia al mismo centro hospitalario para nueve especialidades; y para la zona de Riaza será La Paz, que prestará también asistencia a los niños de estas tres zonas segovianas.

A cambio, según explicó el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en una rueda de prensa celebrada en la sede de la Comunidad de Madrid, todos los madrileños que tengan una segunda residencia en Castilla y León van a tener a su disposición todo el sistema público sanitario de la Comunidad.

“No competimos con Madrid, colaboramos. Y ganamos todos”, apostilló Mañueco, quien destacó que este convenio “facilita el acceso de todo el mundo a la asistencia sanitaria posibilitando la libertad de elección”, con el objetivo de “mejorar la vida de las personas más allá de dónde vivan”.

Por su parte, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, consideró este acuerdo “un paso adelante” para reforzar los sistemas sanitarios de ambas comunidades, algo que “venimos haciendo desde hace tiempo por el problema al que nos enfrentamos principalmente por la falta de médicos”, un asunto en el que aseguró estar trabajando.

Díaz Ayuso defendió que todas las comunidades autónomas deben trabajar “como una única España” porque la colaboración entre territorios “da tranquilidad y esperanza a los ciudadanos”, palabras que suscribió el presidente castellano y leonés al asegurar que “la España de las autonomías está siendo útil para las personas a las que sirve” y prometió que “las fronteras administrativas no van a ser nunca un obstáculo” en este sentido.

 

No solo en sanidad

El protocolo contempla la colaboración no solo en sanidad, sino también en materias como servicios sociales, educación, movilidad, medio ambiente, energía, economía y hacienda, investigación, innovación, modernización administrativa o respuesta a las emergencias.

Sobre educación, Fernández Mañueco indicó que 976 alumnos castellanos y leoneses estudian en centros de Madrid, mientras que 936 escolares madrileños lo hacen en Castilla y León. Asimismo, aseguró que seguirán impulsando mecanismos para que los alumnos de FP realicen su formación en centros de trabajo de ambas comunidades si hay cercanía entre el lugar de la formación y la empresa.

En materia de movilidad, ambos mandatarios ratificaron el compromiso, como hasta ahora, para facilitar el transporte colectivo de viajeros por carretera entre municipios de Ávila y Segovia con Madrid. Para ello, en septiembre se renovó un convenio para aplicar bonos de reducción de precio, entre el 40 y el 80 por ciento, hasta 2026.