conferencia presidentes manueco
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se reúne con agentes sociales y económicos que integran el Diálogo Social. / MÍRIAM CHACÓN - ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha considerado que es un error que alguna Comunidad Autónoma no acuda a la Conferencia de Presidentes de Salamanca, en referencia a Cataluña, y ha pedido más trabajo previo en este tipo de reuniones para que la cogobernanza sea real.

Fernández Mañueco ha tildado de “error”, en una entrevista en el programa de televisión Espejo Público de Antena 3, que Cataluña “no quiera estar” en el encuentro de este viernes cuando con el anterior presidente, Joaquim Torra, estuvo en casi todas las reuniones de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno de España.

Esa postura de Pere Aragonésda que pensar” que puede existir una negociación bilateral con Cataluña “a espalda del resto de Comunidades Autónomas”, algo que el presidente castellano y leonés ha rechazado “de plano si se llegara a producir”.

El presidente autonómico, que hace de anfitrión en la cumbre de Salamanca, ha admitido que el País Vasco y Navarra tienen peculiaridades fiscales pero ha rechazado que pueda haber excepciones con Euskadi en la negociación fiscal porque “lo que es común a todos tiene que ser negociado por todos”.

Ha lanzado además un mensaje al Gobierno de España para que “mueva ficha” y profundice en el trabajo previo a las Conferencias de Presidentes para llegar a acuerdos ya que “la pandemia ha dejado clara la cogobernanza, pero tiene que ser real”.

Se ha mostrado especialmente crítico con la retirada del fondo covid-19 para las Comunidades Autónomas, ya que éstas lo necesitan y “no es una buena carta de presentación” del Gobierno de España de cara a la Conferencia de Presidentes decir que no lo va a haber.

Al respecto, se ha mostrado comprensivo con que ese fondo pudiera bajar su cuantía pero no con su supresión porque las Comunidades Autónomas gestionan los servicios públicos “más esenciales” y necesitan del Gobierno de España esa ayuda económica.

También ha pedido al Ejecutivo nacional herramientas jurídicas, labores de coordinación y más vacunas ya que es su responsabilidad como presidente autonómico reclamar más viales. Pese a ello, ha admitido que Castilla y León está “en puestos de privilegio de vacunación” y roza la inmunidad de grupo, lo que puede suponer “un freno, un muro” frente a la covid-19.

De cara a la reunión de este viernes en Salamanca, ha indicado que Castilla y León acude “en disposición de negociar” aunque ha percibido cierta capacidad de “imposición” por parte del Gobierno de España, aunque ha reconocido que aún hay “margen de llegar a acuerdos”.

Sobre los nuevos fondos europeos, el presidente de la Junta de Castilla y León ha reclamado que en ellos se incluya un elemento de lucha contra la despoblación en su reparto porque el mundo rural y la España de interior han sido los “olvidados de las grandes inversiones durante décadas” y es necesario un cambio en la inercia de las políticas públicas por parte del Gobierno de España.