El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d),conversa con el vicepresidente y portavoz, Francisco Igea (i), momentos antes del inicio de la sesión plenaria celebrada esta tarde. / EFE-Cortes de Castilla y León
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha rechazado este martes la “ignorancia y sectarismo” que aprecia en las críticas al decreto que regular las restricciones laborales de los sanitarios para afrontar la crisis de la covid, mientras que el socialista Luis Tudanca le ha dibujado “sólo y mal acompañado”, enfrentado a un “consenso” en su contra.

En su cara a cara ante el Pleno de las Cortes, el presidente ha respondido a una pregunta del dirigente socialista sobre la evolución de la pandemia en la Comunidad y ha comenzado por decir que estamos ante una crisis “mundial, con raíces epidemiológicas y sanitarias”, que sitúa a Castilla y León “en riesgo extremo” y con su sistema de salud “tensionado”. “Le pido que me entienda, me escuche y me comprenda todo lo que digo y todo lo que hacemos”, ha cerrado Mañueco su primera respuesta.

Lo intento, como toda la Comunidad, pero cada vez les cuesta más“, ha replicado Tudanca, convencido de que tras recibir al inicio de la pandemia “el apoyo de toda la Comunidad”, ahora “se ha empeñado en quedarse solo y mal acompañado, y con un síndrome de Estocolomo que nadie entiende”.

Tras recordar que Castilla y León es una de las autonomías con peores datos de incidencia acumulada en esta segunda ola de la covid-19, Tudanca ha pedido “una mínima autocrítica” en los dirigentes de la Junta, porque si no el PSOE tendrá que proteger a los ciudadanos “de su soberbia”. “Con estos datos que tenemos, ¿han pensado si puede estar fallando algo?”, ha preguntado. “Nos pide que le escuchemos pero… ¿usted escucha a alguien?“, ha inquirido el dirigente socialista, convencido de que los responsables de la Junta “sólo quieren imponer” y reaccionan de forma “furibunda”.

Tudanca ha utilizado los argumentos de todos los sindicatos sanitarios que han pedido la dimisión de Mañueco para que retiren el decreto, porque evidencia que para la Junta los profesionales “ya no son héroes”, sino que “les traicionan”. “Quiten el decreto o márchense, no tienen otra salida”, ha rematado el socialista.

El presidente ha considerado que Tudancani escucha ni comprende” que se trata de una “pandemia mundial” ante “lo peor” que puede hacer es “utilizar la sanidad como ariete político”, por lo que ha apelado a la “unidad ante el virus”. En la línea de lo manifestado en los últimos días por los dirigentes de la Junta, Mañueco ha dicho que aunque “no hay que bajar los brazos, hay señales de humo positivas” por las medidas que está tomando el Ejecutivo autonómico.

Mañueco ha rechazado la “incoherencia” y la “falta de argumentos” del dirigente socialista, a quien ha replicado que el decreto que firmó el pasado sábado para plantear las limitaciones laborales a los sanitarios “no adopta medida alguna” y “no coarta la negociación con los sindicatos”, sino que plantea “compensaciones económicas” y prevé tomar medidas “en el momento crítico de la pandemia y en los sitios en los que se necesite”.

El presidente ha denunciado que Tudanca “calla y aplaude” las medidas “más amplias y restrictivas” del Gobierno central en la primera ola y en septiembre pasado, a la vez que critica las de Castilla y León sin aludir a las tomadas en autonomías gobernadas por el PSOE como Aragón y La Rioja.

“Usted es como el vecino que, cuando hay un incendio en la puerta de al lado, cierra, se esconce y no ayuda”, ha insistido Mañueco sobre la necesidad de que los hospitales y los profesionales sanitarios de la Comunidad trabajen “en red”, al igual que las autonomías, porque “eso se llama España“. “Su sectarismo le avergüenza de entenderse con nosotros, nosotros nos entendemos con el alcalde de Burgos y otras comunidades autónomas, el socialismo que usted defiende, parece que prefiere entenderse con Bildu o ERC”, ha concluido.

En la misma línea ha transcurrido el cara a cara entre el portavoz de la UPL, Luis Mariano Santos, que se ha interesado por la eficacia de las medidas contra la covid, y el presidente de la Junta, quien ha insistido en la idea de que “la mejor receta para vencer al virus se llama unidad”.

Por su parte, el líder leonesista ha criticado que pese a ser de las autonomías más drásticas y más anticipadas, los resultados de incidencia “no son los esperados” y mientras Mañueco sigue “escondido detrás del oráculo de Delfos”.

Santos ha preguntado si “lo más inteligente” en la situación actual es un decreto que plantea condiciones laborales “abusivas” para los sanitarios en plena pandemia, lo que no cree que vaya a ser “la mejor publicidad” para captar futuros profesionales.

En su dúplica, Mañueco ha pedido al leonesista que abandone su visión “pacata” y “pobre”, y valore iniciativas como la realización del cribado masivo en el municipio leonés de San Andrés de Rabanedo, que según sus cálculos ha sido “un éxito” al detectar infectados asintomáticos que hubieran infectado en diez días al 8 por ciento de la población. “Quítese las gafas estrechas del nacionalismo“, ha zanjado Mañueco.