Alfonso fernandez manueco presidente junta castilla y leon
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, durante la rueda de prensa tras la firma con los agentes sociales y económicos. / EFE - NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ve en el final del uso de las mascarillas en espacios al aire libre una decisión más política que científica, y ha subrayado la importancia de que una medida de estas características esté basada en la opinión de los expertos.

Mañueco ha hecho estas reflexiones en declaraciones a los medios en Madrid, donde ha asistido a la toma de posesión de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid.

“Todos estamos deseando que la mascarilla desaparezca de nuestras vidas, pero con prudencia”, ha manifestado el presidente castellanoleonés antes de la toma de posesión, y ha incidido en la importancia de que estas medidas se adopten con criterios científicos, “no políticos”.

A su juicio, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha abandonado a las comunidades autónomas cuando han tenido que adoptar decisiones “duras y difíciles”, pero se ha reservado como propias las decisiones “fáciles y bonitas” como esta.

Mañueco ha iniciado su intervención ante la prensa expresando su apoyo al rey cuando se cumplen siete años de su proclamación, y se ha referido al monarca como “cercano e impecable”.

Sobre su homóloga madrileña, el presidente del Gobierno de Castilla y León ha destacado su “sinceridad y cercanía” y ha asegurado que es “la mejor presidenta para afrontar la recuperación económica”.

Ha insistido en que Madrid y Castilla y León comparten fuertes lazos culturales, sociales y económicos y en la labor conjunta que han realizado ya en muchos ámbitos, como el sanitario o medioambiental, y ha aseverado que son comunidades “leales y solidarias, pero no sumisas” y que en que ambas tienen que defender sus intereses.

“Cada comunidad tiene peculiaridades distintas”, ha manifestado Mañueco al ser preguntado por si el “modelo” de Ayuso es exportable a otras regiones, y ha añadido que “Pablo Casado es el presidente que necesita este país porque es capaz de englobar lo que representa Ayuso en Madrid, Bonilla en Andalucía, Feijoó en Galicia, López Miras en Murcia o yo en Castilla y León”.

El presidente de Castilla y León ha defendido una reforma de la financiación autonómica desde el consenso de todas las comunidades y ha rechazado en ese sentido que puedan existir mesas bilaterales, aunque sí ve “lógico” que el Gobierno hable con cada comunidad de manera unilateral.

“Tiene que consensuarse con todas las comunidades”, ha insistido Mañueco, y ha agregado que el reparto de los fondos europeos tiene que servir también para hacer una nueva política económica sin que existan “negociaciones paralelas”.