Mañueco saldrá elegido presidente el martes con los votos de PP y Cs

Igea asegura que el acuerdo respeta entre el 70 y el 80 por ciento del programa electoral de la formación naranja • Tudanca desea un gobierno estable y De la Hoz le tilda de ‘hooligan’

52
El presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes (dcha), recibe al portavoz del PP, Raúl de la Hoz (izq). / EFE
Publicidad

El popular Alfonso Fernández Mañueco saldrá elegido el próximo martes 9 de julio presidente de la Junta de Castilla y León en primera votación, al garantizarse el apoyo mayoritario de la Cámara, de los 29 procuradores del PP y los 12 de Cs, según trasladaron ayer los grupos.

Tras finalizar la ronda de contactos con los grupos parlamentarios, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, dio a conocer a los medios de comunicación que propondrá a Mañueco como candidato a la investidura, lo que le trasladó telefónicamente y el procurador popular aceptó.

Tras reunirse el miércoles con los procuradores del grupo mixto —que integran Podemos y UPL, que votarán en contra de Mañueco, y Vox y Por Ávila, que no tienen decidido el voto—, Fuentes se reunió ayer con los portavoces de Cs, PP y PSOE.

Tanto el portavoz parlamentario de Cs y futuro vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, como el del PP, Raúl de la Hoz, reafirmaron el apoyo a Mañueco, en la línea del acuerdo programático y de gobierno rubricado en pasadas semanas por ambas formaciones para garantizar la gobernabilidad en Castilla y León.

Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario del PSOE, Luis Tudanca, que tiene 35 procuradores al ser la fuerza más votada, se reafirmó en el no a la investidura aunque sostuvo que “a pesar de los pesares” no desea que “haya un mal gobierno e inestable” en la Comunidad.

Y aunque está dispuesto a llegar a los acuerdos que beneficien a Castilla y León, ve difícil que sea posible hacerlo con “quien no tiene palabra”, en referencia a Cs.

Tanto Francisco Igea como De la Hoz comunicaron a Fuentes el apoyo a Mañueco para lograr “un gobierno que cambie de forma sustancial la forma de hacer política” en la Comunidad, en palabras del líder de la formación naranja.

Coincidencia ideológica

Igea dijo que el acuerdo con el PP contiene entre el 70 y 80 por ciento del programa con el que Cs compareció a las elecciones de junio y De la Hoz defendió la coincidencia ideológica y de programa de los dos partidos que representan a ese apoyo electoral “claro y nítido” de uno de cada dos ciudadanos al centro derecha en la Comunidad.

De la Hoz llamó al PSOE a que “abandone la radicalidad” en la que a su juicio está instalada la formación, que desde el primer día tras las elecciones del 26 de mayo ha estado haciendo el ridículo “y se ha comportado como un grupo de hooligans”, en el caso de Castilla y León “haciendo el ridículo y ofreciendo la cabeza de Tudanca” el mismo día que se firmaba el acuerdo PP-Cs.

Fuentes detalló que el debate en principio se hará en un único día, el próximo martes 9 de julio, y comenzará a las 11.00 horas con el discurso de investidura de Mañueco, sin limitación de tiempo. Se interrumpirá el pleno y por la tarde será el turno de los grupos, cada uno con un tiempo de 30 minutos y otro de 10 minutos de réplica, a los que el candidato a la investidura podrá contestar de forma individual o agrupada sin limitación de tiempo.

Las intervenciones irán de más a menos número de votos, con lo que comenzará el PSOE, que cuenta con 35 de los 81 procuradores; seguido de Cs y el grupo mixto, y cerrará el PP, como partido por el que concurre el candidato a la investidura.

Y en el caso del grupo mixto, Podemos, que tiene dos procuradores, tendrá doce minutos para su primera exposición, con cuatro más de réplica, y el resto, UPL, Por Ávila y Vox, que tienen un parlamentario en cada caso, dispondrán de seis y dos minutos, respectivamente.

La previsión es que ese mismo día se pueda votar la investidura de Mañueco como presidente de la Junta, lo que podría suceder en torno a las 21.00 o 21.30 horas, y saldría en primera votación ya que tiene garantizados 41 votos, la mayoría absoluta de la Cámara que tiene 81 procuradores.

La votación de los parlamentarios será pública por llamamiento, y previamente una bola decidirá por qué procurador comienza la votación, en la que cada procurador desde su escaño tendrá que decir de viva voz si apoya o no a Mañueco.