El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco atiende a los medios. / efe
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró ayer que la recuperación de la jornada de las 35 horas para los trabajadores públicos es “su compromiso” y, “como hombre de palabra”, lo va a cumplir. Así se lo aseguró el nuevo presidente del Ejecutivo autonómico de Castilla y León a los casi 500 delegados de CSIF que celebraron ayer en Valladolid el IX Congreso General Nacional del sindicato independiente, donde Miguel Borra fue reelegido presidente de esta institución .

A esta afirmación, que arrancó el aplauso de todo el auditorio, le acompañó una matización del presidente, quien puntualizó que esta medida se podrá implementar “siempre que se garantice la sostenibilidad del sistema”, lo que ha generado algunos murmullos en la sala.

Negociación

Para solucionar este tema “candente”, como lo catalogó Fernández Mañueco, el presidente instó a los sindicatos a negociar y acordar una solución en la reunión que tienen prevista para mañana. Por todo ello, el presidente de la Junta se comprometió a implementar esta reivindicación “desde la responsabilidad, buscando garantizar la calidad, la equidad y la sostenibilidad del sistema”. “Me he implicado personalmente y desde mañana mismo fijaremos un camino de diálogo satisfactorio para que las 35 horas sean una realidad” en Castilla y León, sentenció Mañueco durante su discurso ante los asistentes.

Por otro lado, según afirmó ayer el vicepresidente Francisco Igea, el presidente de la Junta de Castilla y León trasladó ayer a los medios su “respaldo absoluto” a la consejera de Sanidad, Verónica Casado (Cs) y el plan para reformar la atención primaria rural que está en fase de borrador, que ha causado “revuelo” en la sociedad y que requerirá de mucha negociación y pedagogía.