El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, en el Pleno. / EFE
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró ayer, martes, que la Consejería de Empleo e Industria va a ampliar las ayudas complementarias a los trabajadores afectados por los ERTE del coronavirus, para llegar a los más necesitados, pero el PSOE pidió que comience por pagar ya los 6 millones acordados en marzo. Mañueco respondió así ante el Pleno de las Cortes a la pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, quien comparó los “268 millones de euros” aportados por el Gobierno central a trabajadores afectados por ERTE con los “cero euros” de ayuda de la Junta, quien pactó esta línea de ayudas con el Diálogo Social.

“La Junta cumple y va a cumplir todos los acuerdos del Diálogo Social como hemos hecho siempre, vamos a respetar las condiciones y las cuantías que acordamos”, aseguró el presidente en su primera contestación, en la que esbozó que su intención es llegar “a más personas y a los que más lo necesiten”. En opinión de Mañueco, “las familias, los trabajadores y las empresas tienen en la Junta a su mejor aliado”.

En su réplica, el portavoz socialista aludió al informe presentado este martes por la organización Intermón Oxfam, que sitúa a Castilla y León con la segunda peor previsión en el incremento de la pobreza por la crisis del coronavirus, hasta llegar a superar las 417.000 personas, lo que vinculó con hechos como el impago de las ayudas a los trabajadores afectados por los ERTE.

“No se puede tardar tres meses en poner en marcha medidas urgentes”, lamentó Tudanca, quien recordó que los grupos parlamentarios apoyaron un decreto que la propia Junta justificó por la urgencia, pero en ese momento ya le avisó de que iban “tarde y mal”, lo que en su opinión se cumplió porque “no ha llegado ni un solo euro a los trabajadores”.

Tudanca sostuvo que la Junta no puede escudarse en el presupuesto porque el propio decreto no limitada esta circunstancia y ha recordado que en 2014 el Ejecutivo autonómico destinó a esta misma línea de ayudas hasta nueve millones de euros, por lo que añadió que “no es comprensible” que para la “peor crisis sanitaria” de la historia de la Comunidad no se vayan a ampliar los 6 millones previstos inicialmente.

En su dúplica, el presidente defendió que el acuerdo del Diálogo Social fue “pionero en toda España” y era “muy completo” porque incluía otras líneas de apoyo a trabajadores, autónomos y empresas, en algunos casos ya en fase de pago, en referencia a las ayudas a la industria agroalimentaria, la moratoria de impuestos y también los 5,5 millones de euros para trabajadores que se han quedado sin empleo y no tienen prestación. “La Junta cumple, le guste a usted o no le guste”, insistió.

Sin embargo, Mañueco reconoció que “las previsiones de marzo han sido superadas por la realidad de una de las mayores tragedias sanitarias de este país”, por lo que ofreció a la Consejería de Empleo e Industria todo su “apoyo y confianza” para afrontar esta situación y “adaptar” las ayudas a la realidad actual. En esta línea, anunció que el departamento que dirige Carlota Amigo estudia ya la posibilidad de “mejorar las bases (de las ayudas complementarias a los afectados por ERTE) para llegar a las personas que más lo necesitan”. n