89080f5712dc661dfaf50ab4e4270382bdfe51eew
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, saluda al presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en la XXVI Conferencia de Presidentes. EFE/Juan Carlos Hidalgo

El presidente de la Junta de Castilla y León en funciones y candidato del PP a una nueva investidura, Alfonso Fernández Mañueco, se ha mostrado este domingo «orgulloso» del programa de cogobierno pactado con Vox porque en él «no hay nada radical», a la vez que ha garantizado que, independientemente de quién esté al frente de la Consejería de Educación, no habrá ‘pin parental’.

En una entrevista con el diario El Mundo, Mañueco ha insistido en la idea de que este pacto «no es racista, ni homófobo, ni machista» y ha asegurado que tanto el PP como Vox se sienten «cómodos» con su contenido, aunque ha preferido no desvelar si la formación de ultraderecha demandó o no «derogar» la Ley autonómica contra la Violencia de Género, que seguirá vigente, según lo anunciado por el presidente en funciones esta semana.

Preguntado por el concepto de «inmigración ordenada» que el acuerdo incluye como aspiración para Castilla y León, Mañueco se remonta a la etapa de Mariano Rajoy al frente del PP, antes de acceder al Gobierno, y se refiere a «que no haya avalanchas masivas en Ceuta y Melilla», a que «el país sea capaz de absorber a las personas que necesite y generar empleo» y a que no se confunda el concepto de «refugiados de guerra» con «inmigrantes irregulares».

En el caso de la Educación, cuestionado por si puede prometer que no habrá ‘pin parental’ para dar a las familias la potestad de vetar determinados contenidos en las aulas, Mañueco ha contestado: «Lo hemos dicho en numerosas ocasiones, no es necesaria su implantación porque en las aulas de Castilla y León no hay adoctrinamiento. Y estaremos muy vigilantes para que siga sin existir y no lo imponga nadie».

Mañueco ha indicado que ambos partidos crearán una comisión de seguimiento del cumplimiento del acuerdo y ha confiado en que ningún miembro de su gobierno vaya a hacer declaraciones populistas, xenófobas, racistas o machistas: «Confío en que esa situación no se va a producir. Ahí tiene nuestro programa de legislatura, que como puede ver, está centrado en lo que quiere nuestra tierra», ha asegurado.

Sobre Pablo Casado

Ha reiterado que la decisión de pactar con Vox es del PP de Castilla y León, por lo que desliga de este acuerdo al futuro líder nacional del partido, Alberto Núñez Feijóo.

Preguntado también por el papel del actual presidente nacional del PP, Pablo Casado, durante la campaña de las elecciones autonómicas, Mañueco ha respondido que no sabe si le «lastró, que lo digan los sociólogos», aunque ha apostillado: «Nadie puede decir que no trabajáramos y que él no hablara todo lo que quiso, con total libertad».

Tanto al líder del PP europeo, Donald Tusk, como a Casado, Mañueco les ha pedido que le juzguen por lo que ha pactado y se ha ofrecido para explicarles el acuerdo que han criticado.