Mañueco no recaba apoyos para la investidura dentro del Grupo Mixto

Podemos y UPL rechazan al candidato del PP a la presidencia de la Junta, con un acuerdo de gobernabilidad pactado con Cs • Vox mantiene todos los frentes abiertos y XAV duda

95
El candidato del PP a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. / EFE
Publicidad

Ningún procurador integrante del Grupo Mixto está dispuesto a apoyar actualmente al candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, tal y como expresaron ayer los representantes de este grupo parlamentario ecléctico compuesto por Podemos, UPL, XAV y Vox.

Como aseguraron a los medios de información momentos después de mantener su reunión formal con el presidente de las Cortes de cara a la investidura del próximo líder del Ejecutivo de Castilla y León, el candidato surgido del pacto entre PP y Cs en la Comunidad no contaría con ningún apoyo fuera de ese acuerdo de gobernabilidad.

Dentro de este Grupo Mixto existen tres alas: los que tienen decidido votar en contra del candidato popular, los dos procuradores de Podemos y el representante de la UPL; el que se debate entre la abstención o el voto a favor, el procurador de Por Ávila (XAV); y, finalmente, el que mantiene todos los escenarios abiertos, el representante de Vox.

Entre los que tienen ya decidido el sentir de su voto se encuentra el próximo portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos), quien transmitió en su encuentro con el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, que el candidato que debería proponer para someterse a la confianza de la Cámara es el socialista Luis Tudanca, ganador de las pasadas elecciones autonómicas.

Y es que para Fernández, la consumación del pacto entre PP y Cs en Castilla y León supondrá un “giro aún más a la derecha” del Ejecutivo autonómico, ya que Fernández Mañueco representa lo más “rancio” dentro del PP.

Por su parte, el que será el portavoz adjunto del Grupo Mixto más plural de la historia del parlamentarismo en la CCAA, Luis Mariano Santos (UPL), aseguró que él se mantendrá “fiel a lo expresado durante la campaña” y votará en contra del candidato del PP.

Como alegó durante la campaña electoral, Santos recordó que siempre y cuando el voto de la UPL no fuese determinante, su formación votaría en contra de cualquier candidato, por su vocación regionalista.

Asimismo, el leonista confió en que el Ejecutivo que surja fruto del acuerdo entre PP y Cs “por fin” desarrolle medidas destinadas a solucionar los “problemas más habituales de León y de Castilla”, entre los que se encuentra el problema de la despoblación, especialmente preocupante en la zona oeste de la Comunidad.

XAV y VOX, en duda

En cuanto a los que aún no han madurado el sentir de su voto de cara a la investidura que será el martes o el miércoles de la semana que viene, el representante de XAV, Pedro Pascual, explicó que su voto será la abstención, aunque animó a los populares a realizarle propuestas de inversiones para Ávila para que su voto se transforme en verde, algo que “podría pasar”.

Finalmente, el procurador de Vox en las Cortes de Castilla y León, Jesús García, fue el que se mostró más ambiguo de los cuatro representantes que ayer se citaron con el presidente de las Cortes y tan solo manifestó que maneja las tres opciones: votar en contra, a favor o abstenerse.

Asimismo, preguntado por si cree que desde el PP y Cs preferirían que en la foto de los apoyos a la investidura no apareciese Vox, ya que en Castilla y León la formación de Santiago Abascal no es determinante como en otros territorios nacionales, García simplemente manifestó que esa es una pregunta que le correspondería contestar a populares y naranjas.