Mañueco niega el “catastrofismo” demográfico que percibe el PSOE

El presidente de la Junta reitera la necesidad de crear un pacto de Estado que aborde la despoblación

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, rechazó ayer el “catastrofismo” que observa en el PSOE en materia de demografía y se ha propuesto lanzar “un mensaje en positivo a los jóvenes” para “animarles a vivir y trabajar” en esta Comunidad.

En su contestación ante el Pleno de las Cortes a la pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, que le acusó de “taparse los ojos” y “negar el problema” de la despoblación, Mañueco afirmó que España necesita un pacto de Estado en esta materia, por lo que anunció que luchará por que el “reto demográfico” sea “uno de los temas estrella” de la próxima Conferencia de Presidentes.

“Castilla y León tiene futuro y los jóvenes de Castilla y León tienen mucho futuro y se lo van a demostrar a pesimistas como usted”, le espetó en su último turno de intervención al portavoz socialista.

Previamente, Tudanca afeó al presidente que la pasada semana afirmara que “no pasa nada por que los jóvenes tengan la oportunidad de salir”, a lo que el presidente posteriormente ha contestado que, justo después de esa frase, añadió que esos jóvenes que se puedan marchar “se pueden dar cuenta de que lo que tenían en casa era muy importante”.

El dirigente socialista se quejó de que la Junta haya variado su postura sobre la competencia fiscal entre autonomías respecto a lo manifestado por la anterior consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en referencia a la bajada de impuestos aplicada en la Comunidad de Madrid.

Tudanca atribuyó a los 30 años de gobiernos del PP en Castilla y León que “generaciones enteras” de ciudadanos de esta Comunidad se hayan “tenido que ir por falta de oportunidades”, ya que en opinión del dirigente socialista lo que deben tener los jóvenes es “oportunidades”.

En esto coincidieron ambos dirigentes, ya que el presidente afirmó que la prioridad de su Gobierno es “crear oportunidades”, ya que es “el mejor camino para que los jóvenes se queden, otros de otras latitudes vengan y los que se han ido puedan volver”.

Mañueco acusó a Tudanca de protagonizar una intervención “llena de sofismas” y de “falsedad”, con argumentos como que desaparecen los médicos y cierran los consultorios, con denunciar que “se va a romper el Diálogo Social”, con los datos del paro o con la despoblación.

En el caso del desempleo, el presidente defendió que en los últimos cinco años el paro juvenil ha bajado hasta situarse tres puntos por debajo de la media nacional y, con los datos de la EPA, en 2019 hubo “más jóvenes con posibilidades de trabajar y más jóvenes trabajando que en el año anterior”.

Sobre la despoblación, Mañueco afirmó que el dato positivo para Castilla y León es que “viene más gente de la que se va”, mientras que la pérdida de población está vinculada con el saldo vegetativo negativo, porque mueren más personas de las que nacen.

“Hachazo fiscal”

Mañueco contestó en el mismo Pleno a una pregunta formulada por la portavoz de Ciudadanos, Ana Carlota Amigo, quien le pidió opinión sobre el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, al que ambos responsabilizaron de lanzar un “hachazo fiscal” contra los ciudadanos.

Amigo defendió que “el ‘cuponazo’ catalán no irá a cuenta de Castilla y León” y se mostró partidaria de que el dinero de los ciudadanos de esta Comunidad esté en su bolsillo, ya que estará “mejor” que pagado al Estado en forma de impuesto.