El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), acompañado de la Consejera de Empleo, Ana Carlota Amigo (i), preside la reunión del Consejo del Diálogo Social. EFE/Nacho Gallego

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los agentes del Diálogo Social firmarán el próximo miércoles, 11 de noviembre, el Plan de Choque por el Empleo que incluirá ayudas específicas para la hostelería.

Así lo ha avanzado el propio Fernández Mañueco a través de su cuenta de Twitter, en la que ha destacado, además, los “grandes sacrificios” que están realizando empresas y trabajadores, por lo que les ha ofrecido su apoyo. “Remamos juntos por una pronta recuperación“, concluye el tuit del presidente.

El anuncio de Fernández Mañueco se produce un día después de que el Diálogo Social cerrara un principio de acuerdo sobre el Plan de Choque para los sectores más afectados por las restricciones derivadas de la pandemia y mediante el cual se prevén movilizar 73,5 millones en diferentes ayudas al sector.

Este primer pacto contempla, entre otras medidas, acciones de apoyo directo al empleo en el sector de la hostelería, una nueva línea de liquidez destinada a garantizar la cadena pagos de este sector, ayudas para desempleados mayores de 55 años, un complemento de apoyo a los trabajadores afectados por ERTE y ayudas para la adquisición de sistemas de protección colectiva COVID-19 por parte de autónomos y pymes.

Se contemplan, también, acciones para facilitar la conciliación en los supuestos de confinamiento por la pandemia, incentivos al consumo en los sectores de comercio más perjudicados, así como financiación para que empresas y autónomos puedan invertir en formación y digitalización para mejorar su competitividad y modernización.

El Plan de Choque por el Empleo viene a desarrollar el punto 25 del ‘Pacto para la Recuperación Económica, el Empleo y la Cohesión Social‘ firmado el pasado 17 de junio por la mayoría de los Grupos Políticos con representación parlamentaria en las Cortes de Castilla y León.

Este punto recogía el compromiso de establecer nuevas medidas de choque –que deberían negociarse en el seno del Diálogo Social– para favorecer el empleo de las personas y colectivos más afectados por la crisis COVID-19, estimular el crecimiento económico y apoyar la creación y el mantenimiento de puestos de trabajo.