02MAX202109529582
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, en rueda de prensa. / ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha pedido este miércoles que se deje trabajar a la Justicia en la investigación que mantiene abierta un juzgado de Salamanca sobre supuesta financiación ilegal en el marco de las primarias de 2017 que desembocaron en la elección como candidato autonómico del PP del actual presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

El juez de Instrucción 2 de Salamanca, que el próximo lunes tomará declaración como investigados al presidente del PP de Salamanca, Javier Iglesias, a su gerente, Isabel Sánchez, y al propio partido -como persona jurídica-, ve indicios racionales de la presunta comisión de este delito a través de las donaciones anónimas que sirvieron para pagar cuotas atrasadas de afiliados del PP, de forma que pudieran participar en las primarias.

Fernández Mañueco, al ser preguntado hoy en Zamora por una información del diario Público que asegura que exmiembros de su equipo le han implicado en ese caso en un escrito anónimo remitido al juez que lo investiga, ha asegurado que afronta esa investigación con la misma tranquilidad que lo ha hecho durante los últimos treinta meses.

Este escrito anónimo, al que ha tenido acceso Efe, involucra al propio Fernández Mañueco en la operación para poner al día estas cuotas impagadas de afiliados al partido -y poder participar así en el proceso de primarias- y que habrían saldado cargos del PP y empresarios salmantinos, según el escrito.

Fuentes judiciales han explicado a Efe que el juez ha dado traslado de este informe a las partes para que se pronuncien y después decidirá si la acepta como prueba o no.

Fernández Mañueco también ha mostrado su convicción y su confianza plena en el juez que estudia el caso y en la acción de la Justicia.

Dejémosle trabajar“, ha pedido el máximo responsable autonómico del PP en respuesta a los periodistas sobre esta investigación por supuestos pagos en dinero negro de cuotas de afiliados del PP de Salamanca para que pudieran votar en las primarias de 2017 para designar el sustituto de Juan Vicente Herrera al frente del partido en la Comunidad Autónoma.