El presidente de la Junta asiste a la Sesión Plenaria para la Investidura del presidente del Gobierno de España
Mañueco, junto a Isabel Díaz Ayuso durante la sesión de investidura de Pedro Sánchez./ ICAL

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha enviado ya las anunciadas cartas dirigidas al nuevo Gobierno de España, en las que incide en “la oposición a la amnistía y el perdón de la deuda a los socios separatistas”, la solicitud de más financiación sin “agravios” y recuerda “los incumplimientos” en materia de infraestructuras y otras materias.
En concreto, Mañueco traslada la “indignación” que asegura que ha provocado la amnistía y remarca lo “necesaria que es la reforma urgente del sistema de financiación autonómica, para superar la actual infrafinanciación y evitar situaciones de agravio comparativo entre comunidades”.
Entre las principales reivindicaciones del presidente autonómico figura la convocatoria de un Pleno Extraordinario del Consejo Interterritorial “para abordar el problema nacional de la falta de médicos especialistas” de Medicina Familiar y Comunitaria; una adecuada financiación para personas dependientes y que el Gobierno aporte a este fin la misma cantidad que Castilla y León; el pago de las ayudas estatales para la sequía “que aún no han llegado a la Comunidad”; y un “mayor compromiso e impulso decidido” para llevar la conectividad y la digitalización a todo el territorio, entre otros planteamientos.
Una fiscalidad favorable para el medio rural, la convocatoria de la Conferencia Sectorial de Inmigración, la EBAU única para evitar la actual situación de “injusticia”, el refuerzo de los medios aéreos y la firma del Convenio de las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales para que realicen los meses de invierno trabajos preventivos y la renovación de los trenes y la bonificación de los trayectos de toda la Comunidad figuran también en las cartas.

PARA SEGOVIA

En un comunicado, la Junta ha segregado por provincias los proyectos reclamados al Gobierno central, alguno de ellos históricas reivindicaciones con décadas de reposo:
Centrando el interés en Segovia, Mañueco dejó reflejada en su misiva las necesidades de la provincia, que pasan por no suprimir los servicios y paradas ferroviarias e incluso estudiar demandas para algunas nuevas, la coordinación entre Renfe y la Junta de Castilla y León para declarar de Obligación de Servicio Público la línea Burgos-Segovia y mejorar el acceso viario y el aparcamiento en las estaciones alejadas de los núcleos urbanos (Segovia-Guiomar), así como el desarrollo del comprometido ramal ferroviario del área de Prado del Hoyo en Segovia y la bonificación de peajes vigentes en lo que se refiere al apartado ferroviario.
En el aspecto vial, el presidente de la Junta demandó mejoras en tramos de carreteras nacionales a su paso por núcleos urbanos y la modernización de la variante de San Rafael, y en el de infraestructuras destacó el desarrollo de una plataforma logística y un puerto seco en Prado del Hoyo, la construcción de un nuevo embalse en el río Ciguiñuela, el establecimiento de convenios específicos que permitan financiar el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y la retirada del recurso del Gobierno para la suspensión de la actividad de la Estación de esquí de Navacerrada.