Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso, antes del acuerdo. / EFE
Publicidad
EFE / VALLADOLID

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y los de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, han suscrito este viernes acuerdos para la lucha contra los incendios forestales que para Fernández Mañueco ejemplifica lo que necesita España: “Noticias que hablan de entendimiento para resolver problemas y ayudar a las personas”.

Estos nuevos convenios van a permitir que la rapidez de respuesta, esencial en la gestión de emergencias y en la lucha contra los incendios, prime sobre las fronteras administrativas, mejorando los protocolos de activación de efectivos existentes y dando un paso más en la colaboración y ayuda mutua entre estas tres comunidades para ganar en eficacia, según han destacado los tres presidentes autonómicos en el acto.

Fernández Mañueco ha destacado que con la firma de estos convenios se apuesta por políticas de “suma y sigue” y se demuestra, una vez más, que la concordia y el acuerdo entre distintos territorios y opciones políticas es perfectamente posible, lo que constituye la razón de ser del Estado Autonómico: servir a las personas con servicios públicos de calidad.

En este punto, el presidente ha señalado que en los últimos meses, las autonomías han demostrado de nuevo su utilidad para gestionar los grandes servicios públicos, respondiendo al desafío del coronavirus. Por ello, Fernández Mañueco ha vuelto a defender un autonomismo “útil, leal y solidario, que gestiona con cercanía y eficacia, y que ejerce sus competencias para contribuir a un proyecto común”. Y ha reivindicado la necesidad de reforzarlo, potenciando los mecanismos de coordinación con el Gobierno central, con las entidades locales, y entre las propias autonomías, como es el caso de los convenios que se han firmado hoy.

En el pacto con la Comunidad de Madrid se incluye un acuerdo para la prevención y extinción de incendios forestales; otro de coordinación funcional de centros 112 y un tercero para la actuación en operaciones de emergencia en túneles. El protocolo de prevención y extinción de incendios forestales dibuja una Zona de Actuación Conjunta ante Incendios Forestales (ZACIF) de cinco kilómetros de terreno forestal a ambos lados de la línea divisoria entre ambas comunidades.

Se trata de una zona en la que, por sus características, una demora en el tiempo de respuesta ante un incendio puede acarrear consecuencias graves para la vida, los bienes y el medio ambiente. Por ello, cuando se declare un incendio en la ZACIF prevalecerá la rapidez de respuesta en la activación de los efectivos de extinción y no el criterio geográfico o competencial en la gestión del territorio.

Se ha acordado también que, en caso de declaración de un incendio forestal en la ZACIF, se nombrará un Mando Único Responsable, que, siendo designado por la Comunidad en la que se haya declarado el siniestro, ejercerá la Dirección Técnica de Extinción y coordinará los recursos despachados por cada región. A la actualización de los procedimientos para la gestión de incendios forestales, se le suma también el refuerzo por parte de Castilla y León y Madrid de la coordinación entre sus respectivos centros 112.

En este caso, también vía protocolo, ambos gobiernos reconocen que, debido a la cercanía geográfica y a la orientación de las antenas de telefonía móvil, en ocasiones llamadas de emergencias producidas en un territorio son recibidas por el centro 112 de la región limítrofe. n