Pleno de las Cortes de Castilla y León
El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, durante su intervención en el Pleno de las Cortes. / Rubén Cacho

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha preguntado si ha sido un encargo de Sánchez la redacción del informe de los relatores de la ONU, crítico con el contenido de las denominadas leyes de concordia presentadas por PP y Vox en esta y otras comunidades autónomas.

Mañueco ha respondido, ante el pleno de las Cortes de Castilla y León, a una pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca,respecto a la Ley de Concordia, y ha defendido como una “protección a todas las víctimas y a sus familias, sin ningún tipo de distinción”.

El reciente informe de tres relatores de la ONU sobre la proposición de Ley de Concordia que tramitan las Cortes de Castilla y León tras haberla registrado PP y Vox ha motivado esta pregunta de Tudanca, quien ha considerado que no tiene “ni pizca de gracia” que la Comunidad se vea señalada por un organismo de estas características con un informe que alertaba de que esa norma podía “invisibilizar las graves violaciones de derechos humanos” cometidas durante la dictadura. Tudanca ha reclamado a Mañueco que modifique el contenido de la proposición de ley.

Mañueco ha considerado que el portavoz socialista ha utilizado una “batería de bulos, medias verdades y tópicos de los argumentarios de Sánchez” y ha defendido que su propósito se mantiene para aprobar una norma “mejor, más completa y actualizada y siguiendo las directrices de la Unión Europea, buscando la mayor protección para las víctimas y sus familias sin ningún tipo de distinción”.

“De los dueños de los bulos y el fango no se puede esperar otra cosa que bulos y fango”, ha apostillado Mañueco, convencido de que ese documento ha sido elaborado por unos relatores que no forman parte de la ONU: “Hasta la propia ONU ha dicho que ni forman parte de su organización y que no expresan su opinión”, ha afirmado.

“¿Quién lo ha encargado? ¿Por qué se ha hecho? ¿Tal vez ha sido por encargo de Sánchez?”, se ha preguntado Mañueco, quien ha acusado a Tudanca de trazar una “cortina de humo con mucho teatro y con mucho ruido, buscando lo de siempre desesperadamente, argumentos para buscar crispación, división y enredar”.

El presidente ha observado en el dirigente socialista una “indignación impostada” y “sobreactuación” que no convencen para buscar “tapar sus propios escándalos y las miserias que les ahogan”.

Mañueco ha añadido que “lo que realmente es un ataque a este país y un ataque al Estado es la quema de banderas de España que hacen sus amiguitos” o el “procés separatista que hacen sus socios”, o los “atentados terroristas que han estado aplaudiendo y siguen aplaudiendo Bildu, sus socios y amigos”, o la Ley de Amnistía que lo que hace es “retorcer la Constitución española”. “Y ante eso ustedes callan y pactan”, ha zanjado.