Mañueco buscará una reforma sanitaria desde el “consenso”

El presidente piensa que "hay posibilidad y margen de mejora" en la asistencia del medio rural

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (c), camino con otras autoridades de Ávila.
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se comprometió a realizar la reforma sanitaria en el medio rural “desde el diálogo, el consenso y el entendimiento” con los profesionales sanitarios, las asociaciones y los alcaldes de los municipios que puedan verse afectados.

Mañueco, que realizó ayer una visita institucional a Ávila, aseguró que “hay posibilidad y margen de mejora” en la asistencia sanitaria en el mundo rural, de ahí que haya apostado por una reforma desde el acuerdo.

“La Junta está comprometida con los servicios públicos en todo el territorio”, afirmó, antes de poner a Castilla y León como referencia en aspectos como la educación, la dependencia o la sanidad rural, que en su opinión, se encuentra en “los puestos de privilegio, comparada con otras comunidades”.

Mañueco estimó que existe “posibilidad y margen de mejora”, aunque la Junta lo va a hacer “desde el reconocimiento a los profesionales sanitarios” y “desde el diálogo, el consenso y el entendimiento” con ellos, pero también con “los alcaldes y alcaldesas de los municipios afectados y con las distintas asociaciones implicadas”.

Asimismo, dijo que es “consciente” de la necesidad de realizar una “apuesta por la mejora de determinadas infraestructuras” entre las que ha citado Internet y las telecomunicaciones, con el objetivo de “mejorar la cita previa o la receta electrónica”.

El presidente quiso trasladar un “mensaje de tranquilidad a toda la sociedad civil, a toda la sociedad de cada una de las provincias”, ya que la Junta “va a seguir garantizando la existencia de los consultorios locales” y la “presencia de los profesionales sanitarios en el territorio”.

Desde su punto de vista, deben ser dichos profesionales los que “se acerquen a la demanda de las necesidades de cada una de las personas”.

Por otra parte, Mañueco también se refirió a las infraestructuras, dando “prioridad máxima” a la mejora de las frecuencias y el tiempo de viaje en los trenes que comunican Ávila con Madrid, siendo consciente de que se trata de una “problemática especialmente compleja y difícil”.

Así, señaló que Junta, Ayuntamiento y Diputación coinciden en “reclamar” del Gobierno de España las mejoras necesarias para que el viaje se adapte a “los tiempos del siglo XXI”. Asimismo, defendió la necesidad de seguir con “la culminación de la A-40 (Ávila-Maqueda) con la meseta sur”, ya que en su opinión “con la conexión hacia Adanero por el norte con la A-6, puede ser una vía de comunicación, un bypass importante a toda la Comunidad de Madrid”.