Mañueco baraja el cierre perimetral de Castilla y León como “una de las posibilidades”

El presidente de la Junta reconoce este lunes que el cierre perimetral de la Comunidad es "una de las posibilidades" que baraja en caso de no mejorar los datos epidemiológicos

Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha reconocido este lunes que el cierre perimetral de la Comunidad es “una de las posibilidades” que su gobierno baraja en el caso de no mejorar los datos epidemiológicos de la Covid-19, a la vez que ha pedido ser “especialmente precavidos” para evitar igualmente el confinamiento en casa. “Vayamos día a día”, ha expresado Mañueco sobre las próximas medidas que puede adoptar la Junta en la rueda de prensa convocada tras participar en una nueva Conferencia de Presidentes telemática junto con sus homólogos de otras autonomías, el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

El presidente ha insistido en que los datos epidemiológicos indican que Castilla y León está en “riesgo extremo” y que “para evitar el confinamiento total” es necesario que los ciudadanos sean “especialmente precavidos” en sus actividades en el ámbito público y en el espacio privado. “Estamos viendo distintas posibilidades”, ha insistido Mañueco, convencido de que “la inmensa mayoría” de los ciudadanos están teniendo un “comportamiento cívico, responsable y solidario”, por lo que ha lamentado que “una minoría” pueda “echar por tierra el esfuerzo”.

Ante este panorama, el presidente ha advertido de que van a ser “contundentes” contra quien ponga en riesgo la salud y la vida del resto de los vecinos, ya que “la mejor actuación es la responsabilidad individual. Hemos estado siempre en el pelotón de la anticipación, pensando en la salud y la vida de los ciudadanos”, ha resumido Mañueco sobre el convencimiento de su Ejecutivo de que sólo desde la recuperación sanitaria se puede construir una recuperación económica y de la creación de empleo.

Preguntado por la decisión del Gobierno de Aragón de cerrar ya perimetralmente ese territorio lindante con la provincia de Soria y si esto modifica de algún modo la dinámica en Castilla y León, Mañueco ha dicho que hablará a lo largo de la mañana con su homólogo aragonés, el socialista Javier Lambán, mientras que en términos generales ha anunciado que si tomaran esa misma decisión lo comunicarían a las autonomías que se vieran afectadas por la misma.

Sobre la diferencia de criterio temporal que manejan el Gobierno, con el propósito de extender el estado de alarma al menos seis meses, y el PP, que habla de dos meses iniciales, Mañueco ha dicho que no le corresponde a él “juzgar” sobre este tema, aunque emplazado al Ejecutivo y a los partidos políticos del ámbito estatal a dialogar sobre el tema y alcanzar un acuerdo. No obstante, ha matizado que la explicación dada por el presidente nacional del PP, Pablo Casado, para apostar por un periodo inicial de la prórroga de 8 semanas es “sólida”.