10MAX202201544469
El presidente de la Junta presenta en un desayuno informativo a la madrileña Isabel Díaz Ayuso. / JUAN LÁZARO (ICAL)

El presidente de la Junta de Castilla y León y aspirante a la reelección, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado que son las políticas de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, las que quiere aplicar a partir del 13 de febrero.

Fernández Mañueco ha acudido este lunes a Madrid, donde presenta a Díaz Ayuso en un desayuno informativo y, en la precampaña de Castilla y León, ha alabado el «modelo de éxito» de la presidenta.

«Esas políticas son las que van a llevar al PP y a (Pablo) Casado antes que tarde a la Moncloa«, ha afirmado el presidente castellanoleonés a los periodistas a su llegada al hotel Ritz, donde también ha acudido el número dos del PP, Teodoro García Egea, pues el líder del partido, Pablo Casado, sigue en aislamiento tras su contagio por coronavirus.

Preguntado acerca de si se está ‘ayusizando‘, Fernández Mañueco ha apuntado a que son del mismo partido y comparten las mismas políticas -apostar por la educación, servicios públicos, apoyar a empresarios y autónomos bajando impuestos-, que «son las políticas del PP«.

El presidente de Castilla y León ha evitado opinar sobre Juan García-Gallardo Frings, el candidato de Vox en la región, y preguntado sobre si le tendría como vicepresidente ha recalcado que aspira a una «mayoría suficiente» que le permita «gobernar en solitario» y, en ese caso, «no tendría vicepresidente«.

Fiscalidad

El presidente de la Junta de Castilla y León ha avanzado durante el desayuno informativo celebrado en Madrid su apuesta por rebajar el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), que dijo ya es el segundo más bajo en el tramo autonómico solo por detrás de la Comunidad de Madrid, y ha apostado asimismo por «una política fiscal diferenciada, en positivo, para ayudar al mundo rural”.

Alfonso Fernández Mañueco ha subrayado que lo más importante en lo que coinciden ambos dirigentes es en que su objetivo es «servir a las personas» y «ser útiles«. «Estamos para resolver los problemas de la gente, no crearlos”, ha señalado, para cargar a continuación contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez y concretamente contra el ministro de Consumo, Alberto Garzón, “que tiene una obsesión con Catilla y León”, y con un sector “relevante” para la Comunidad. “Está todo el día machacando contra la ganadería de vacuno y no lo entendemos”. Palabras que arrancaron el aplauso de la audiencia presente en el Hotel Mandarin Ritz de Madrid.