Alfonso Fernández Mañueco
Imagen de archivo del presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. EFE/Mariam A. Montesinos

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha asegurado ese martes que la mano del hombre, ya sea de forma intencionada o imprudente, está detrás de los incendios que afectan especialmente a esta comunidad, así como otras causas como la «anomalía climática» con fuertes vientos y temperaturas extremas.

«Las causas de los incendios son múltiples y variadas, pero el primero de los motivos es la mano del hombre», ha declarado en una visita al puesto de mando avanzado del incendio declarado en Quintanilla del Coco (Burgos) este pasado domingo y que obligó a desalojar cinco localidades, de los cuales dos de sus poblaciones -Santo Domingo de Silos y Santibáñez del Val– aún no han podido regresar a sus casas.

Fernández Mañueco ha agradecido la labor de la Guardia Civil que ha permitido detener al agricultor que supuestamente provocó este incendio cuando realizaba trabajos con una cosechadora y ha enfatizado su mensaje de que los últimos incendios se han originado «en algunos casos presuntamente por imprudencias y en otros presuntamente de forma intencionada». Y ha añadido que, según las fotos aéreas de los incendios, «hay mucho más que una presunción, sino una evidencia».

Así, ha insistido en pedir y reclamar la colaboración del Gobierno de España para que facilite medios a la Guardia Civil y pueda seguir investigando «todos aquellos incendios que han sido presuntamente provocados en Salamanca, Ávila y Zamora«.

«Deseo que a quienes intentan quemar Castilla y León se les detenga y pasen a disposición judicial», ha declarado el presidente quien, al ser preguntado por los casos en los que el origen de las llamas no es intencional -como parece que es el caso del de Quintanilla del Coco- ha asegurado que «hay que cumplir las normas y, especialmente, los profesionales del campo. Y no se puede juzgar a un colectivo por un hecho concreto».

También se ha dirigido a los líderes regionales y nacionales de la oposición que, según ha dicho, han puesto en duda que la mano del hombre estuviese detrás del incendio de Burgos y ahora, cuando hay un detenido, les ha preguntado: «¿Qué tienen que decir?». «Tenemos que mantener la unidad, pero hay que mantenerla en todas las direcciones y desde todas las responsabilidades», ha declarado, al tiempo que ha añadido: «están intentando quemar Castilla y León y desde las instituciones hay que dar unidad y apoyo».

Además, ha recordado la necesidad de que el presidente Pedro Sánchez convoque una conferencia de presidentes para abordar el tema de los incendios forestales desde una perspectiva global.

Viviendas a su estado original

Por otra parte, Fernández Mañueco ha lanzado un mensaje a todos los afectados por los incendios en Castilla y León y ha asegurado que «la Junta, donde no llegue el seguro, va a recuperar la situación de normalidad anterior al incendio. Vamos a hacer todos los esfuerzos económicos necesarios». Y así, ha añadido que no quiere dar una cantidad, «sino un concepto: vamos a restablecer todas las viviendas particulares a su estado original».

Y mientras tanto, ha prometido ayudas económicas en colaboración con las diputaciones para que las familias más afectadas puedan comprar lo más básico y ha asegurado atención personalizada. «La Junta va a estar a la altura de lo que reclama esta parte de Burgos, como en Zamora, Salamanca y Ávila», ha añadido.