El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, interviene en las Cortes. / efe
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), apeló ayer a la “serenidad” y la “santa paciencia” para referirse escuetamente a las palabras pronunciadas ayer por el vicepresidente y líder de Cs en esta Comunidad, Francisco Igea, sobre los acuerdos de gobernabilidad autonómicos.

“Sé por lo que me vais a preguntar”, anticipó Mañueco en los pasillos de las Cortes de Castilla y León, aunque no se paró para hacer declaraciones ante la prensa, sino que continuó hablando con un procurador del Partido Popular, sin referirse expresamente a la reflexión de Igea sobre la posibilidad de replantearse los acuerdos de gobernabilidad en comunidades como Andalucía o Castilla y León para impedir el acuerdo entre el PSOE y Podemos en el ámbito nacional.

“Serenidad”, se limitó a decir inicialmente, tras lo que los periodistas le pidieron que se refiriera a las palabras de Igea.

Ironía

Tras ironizar con que parecía “el flautista de Hamelín”, por el seguimiento de los periodistas por el pasillo de las Cortes, Mañueco contestó a la pregunta de si estaba aplicando también la “paciencia”: “Santa paciencia”, replicó. Hay que recordar que Francisco Igea aseguró el martes, en declaraciones a los periodistas también en los pasillos de las Cortes que la formación naranja está “dispuesta a todo”, “a cualquier cosa” y “a cualquier renuncia”, donde incluyó el acuerdo de Gobierno en la comunidad autónoma castellanoleonesa, para evitar que el país “se vaya por el sumidero”.

“En ese todo entra todo”, respondió en concreto Igea a preguntas de los periodistas sobre si esa disposición de Ciudadanos incluye el Gobierno de Castilla y León donde los naranjas han pactado y gobiernan con el PP.