Alfonso Fernández Mañueco
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco intervienen en el acto de clausura del "Foro Compromiso 2030" celebrado este martes en Burgos. EFE/Santi Otero

El presidente del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, presentó hoy en Burgos el plan del Ejecutivo autonómico para impulsar los objetivos de la Agenda 2030 en el territorio de la Comunidad. Este plan, pionero en España, cuenta con cuatro grandes ejes en el que se distribuyen 189 iniciativas para el avance social, económico y medioambiental de Castilla y León.

La Junta de Castilla y León trabaja para que los Presupuestos para 2022 sean “los primeros” que se “planifiquen” y se “evalúen” en clave de los 17 objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, según anunció hoy en Burgos durante su intervención en la clausura del Foro ‘Compromiso 2030. Presentación de la acción de la Junta para la mejor implementación de la Agenda 2030’.

En este contexto, Fernández Mañueco subrayó que “apostar por estos objetivos es apostar por que los jóvenes tengan un futuro mejor”. “Pensamos también en ese mundo, en la sociedad, en las instituciones que ellos se merecen disfrutar, pensamos en nuestras hijas, en nuestros hijos y también es pensar en crear oportunidades en todo el territorio para superar la despoblación con mayor cohesión social, por un lado, y también con más calidad democrática”, manifestó.

Para conseguirlo, dijo, “hacen falta cuatro cosas”, que son -según enumeró- “liderazgo, planificación, formación y sensibilización social”. “Esas son las iniciativas y los ejes que hoy estamos presentando y para afianzar esta nueva etapa de recuperación de ilusión por el futuro de compromiso con las personas y también con el planeta”, incidió.

Además, el presidente de la Junta resaltó: “Todos estamos convocados, todos estamos llamados a participar y dejar así claro que la Agenda 2030 en Castilla y León si que existe y de ello van a dar cuenta las próximas generaciones”. El acto, que tuvo lugar en el Fórum Evolución de Burgos, contó con la asistencia del presidente de las Cortes, Luis Fuentes; del alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa; del presidente de la Diputación, César Rico; así como de los miembros del Consejo de Gobierno, entre otros.

Fernández Mañueco resaltó que el Ejecutivo autonómico “mira al futuro con la visión 2030” y enfatizó que se trata del “marco para trabajar por las personas de esta Comunidad” y que es “clave” que se aprovechen los recursos y “que seamos capaces de afrontar la despoblación y también que afiancemos el futuro sobre sólidas bases”.

“El futuro de Castilla y León es y tiene que seguir siendo sostenible, verde, igualitario, moderno, con servicios públicos de calidad y con población en todo el territorio”, afirmó, por lo que aseveró que “por eso, los colores de Castilla y León van a brillar en la Agenda 2030”. “A lo largo de nuestra historia hemos contribuido a la construcción de España como país y estamos profundizando en el cambio que hemos iniciado en esta legislatura y que tendremos un papel protagonista en los retos 2030”, apuntó.

“Abonamos el terreno día a día y lo hacemos para que los proyectos de vida en la Comunidad sean cada vez más atractivos, para aprovechar de forma sostenible los grandes recursos de esta tierra, para crear oportunidades, para fijar población en todos los rincones de Castilla y León”, destacó en su intervención.

Un revulsivo en la nueva etapa de esperanza que se abre precisamente con el éxito de la vacunación”, dijo, al tiempo que apostilló que “un revulsivo que esperamos que se vaya consolidando las próximas semanas, en los próximos meses con unos objetivos que están en el núcleo de nuestra acción de gobierno: proteger a las personas, proteger a nuestro planeta, modernizar a las infraestructuras, a los sectores productivos, también la administración y sobre esas sólidas bases generar más oportunidades de futuro para todas las personas”.

Metas que son “de todos”

Se trata de unas metas, dijo, que son “de todos” y en las que tienen “un papel fundamental” cuantas instituciones y organizaciones están hoy representadas en este acto: el Gobierno de la Nación, las Cortes de Castilla y León, el poder judicial, las administraciones locales, las universidades, los agentes sociales, las organizaciones agrarias y la sociedad civil. “Vuestra participación es imprescindible”, exclamó.

Asimismo, el presidente de la Junta indicó que “en esta nueva etapa de transformación contamos con la confianza de saber que Castilla y León avanza positivamente para cumplir los objetivos 2030”. Algo que, según relató, se sabe por el INE, con los indicadores que muestran en muchos ámbitos que “se hacen bien las cosas”. “Por la calidad y la equidad de nuestro sistema educativo, nuestro liderazgo en servicios sociales y dependencia en la atención a las personas mayores y también por la buena calificación en la sanidad y en otros servicios”, agregó.

“Los avances que estamos haciendo en la igualdad, en la corresponsabilidad, en la conciliación, por nuestras cifras mejores que la media en crecimiento, en empleo, en peso industrial de nuestra Comunidad”, ensalzó. Así, puso como ejemplo que Castilla y León es la Comunidad que tiene la tercera industria agroalimentaria más importante de España y también los agricultores y los ganaderos que apuestan desde hace mucho tiempo por la sostenibilidad en sus productos y cultivos.

Al mismo tiempo, resaltó que “por la tendencia creciente en investigación e innovación, estamos en el top 5 de nuestro país en esfuerzo tecnológico, por el proceso de extensión de la banda ancha, de las nuevas tecnologías, a todas las personas y a todos los rincones de nuestra Comunidad Autónoma, a todo nuestro territorio y una fiscalidad moderada, entre las tres más favorables al mundo rural, la segunda con menor IRPF en el tramo autonómico y la que más apoya a las familias”.

También, añadió, “por los datos que avalan nuestra lucha sin tregua contra el cambio climático: somos líderes en energías renovables, somos autosuficientes, tenemos una producción que supera en un 65 por ciento nuestra demanda eléctrica”. Burgos, por ejemplo, resaltó, está en el podium nacional de la producción con energía eólica. “Somos referente nacional en utilización y producción de biomasa, la estamos implantando en numerosos edificios públicos, y también nuestras redes de calor”, valoró, al tiempo que destacó que Villalonquéjar y Aranda de Duero (Burgos) son punteras a nivel nacional.

Además, Fernández Mañueco se refirió a que Castilla y León lleva décadas en plena reforestación y apuntó que “solo en esta legislatura 15.000 hectáreas más, 20 millones de árboles” y que solo en Burgos suman más de 2.100 hectáreas con 2,6 millones de árboles esta legislatura. También habló del impulso que el Gobierno autonómico va a dar con el vehículo eléctrico sustituyendo con una primera acción 150 vehículos del Gobierno autonómico, instalando 246 puntos de recarga. “Hemos aumentado la inversión en más de un 50 por ciento en el abastecimiento y en la depuración para conseguir ese objetivo de cero aguas sin depurar en la siguiente legislatura”, valoró.

“La mejor prueba, las personas”

Sin embargo, el presidente de la Junta subrayó que “la mejor prueba de que Castilla y León está en el grupo de cabeza de la Agenda 2030 son las personas”. “Cuando hablamos de la educación, el informe PISA dice que nuestros estudiantes están en el máximo nivel mundial por su capacidad de actuar por el desarrollo sostenible, nuestros jóvenes se salen en conocimientos pero también se salen en su compromiso con la sostenibilidad”, relató.

Queremos estar a su altura y para ello lo vamos a hacer y lo estamos haciendo: seguir esforzándonos”, aseguró. “El trabajo administrativo ya lo tenemos adelantado”, recalcó, al tiempo que recordó que en 2018 se aprobaron las directrices que incluían 400 indicadores propios de seguimiento de la Agenda.

Así, indicó que este año la Junta ha publicado la evaluación de esos indicadores “cuando aún no existe un documento equivalente a nivel nacional”, matizó, y resaltó que “desde Castilla y León somos pioneros en situar la Agenda en la política real, en pasarla como se dice vulgarmente de las musas al teatro”.

“Hoy damos nuevos pasos desde la transversalidad y el propio compromiso estableciendo cuatro ejes para impulsar la Agenda y enmarcándola en ellos, 189 iniciativas, que son muchas más pues cada una de ellas se desglosa en medidas de avance social, económico y medioambiental”, enfatizó. “Imprimimos así un nuevo impulso a la acción del Gobierno que desde el primer momento prometí que iba a ser de cambio, de transformación”. En la Junta apostamos por políticas de largo alcance, pensamos en las personas de hoy, sin duda, pero también pensamos en las personas de mañana, pensamos en el planeta de hoy pero también pensamos en el planeta de mañana”, concluyó.

Ejes de acción

El Plan del Gobierno autonómico se estructura en torno a cuatro grandes ejes, para lo cual se recogen un total de 189 actuaciones para el avance social, económico y medioambiental de la Comunidad. El eje 1, que articula la definición y desarrollo de la Acción pública en sociedad, con un total de 66 acciones, significa la evolución del concepto de buena gobernanza, un planteamiento que es una novedad como propósito de gobierno a nivel estatal.

En este eje se recoge la esencia de la definición y desarrollo de políticas públicas de la mano de los castellanos y leoneses en materias de impacto directo en la ciudadanía como el urbanismo, vivienda, el tercer sector, la ciencia, el cambio climático, políticas demográficas, transporte terrestre, derechos y garantías al final de la vida, o el patrimonio cultural, así como importantes avances en transparencia, participación ciudadana y evaluación de políticas públicas.

En relación al eje 2, referido a la coherencia de políticas y alineación estratégica, cuenta con un total de 55 iniciativas, definiendo planes y formas de actuar conjuntas para el cumplimiento y satisfacción de las políticas públicas. Un impulso a la política de Alianzas que se verá plasmado en acciones tan notables como que el presupuesto 2022 de la Administración se hará en clave 2030 lo cual supone planificar los gastos y evaluar lo ejecutado con la perspectiva Agenda 2030. Incluye cerca de 30 planes y estrategias en cuestiones tan relevantes como el Desarrollo Rural, la PAC, la sostenibilidad Turística, la Educación ambiental, la cooperación para el Desarrollo, los Espacios Protegidos.

Por otro lado, el eje 3 tiene que ver con la formación de colectivos claves. Son en total 32 acciones de formación dirigidas a los empleados públicos, de administración general y en especial, sanitarios, y a otros actores sociales. Contarán con formación general sobre la Agenda 2030 y formación sectorial en diversas materias como sanidad, educación, medioambiente, cooperación al desarrollo, trabajadores, para el empleo, en los planes de desarrollo territorial, consumo sostenible, protección ciudadana, profesionales de asistencia familiar, educadores, inspectores de educación, a sectores culturales o profesionales turísticos, entre otros.

Finalmente, el eje 4 se dedica a la sensibilización, y cuenta con 36 acciones que tienen como objetivo dar a conocer la Agenda 2030, a través de acciones de comunicación corporativa y de sensibilización singulares, colaborando con agentes sociales y entidades sin ánimo de lucro en sectores particulares, como el del comercio minorista, a través de la definición de las necesidades de interés público de la TDT en Castilla y León, centros culturales y bibliotecas, o mediante proyectos de innovación educativa.