08MAX202202551390
Alfonso Fernández Mañueco se reúne con el secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca. Leticia Pérez / ICAL

La ronda de reuniones para conformar el próximo gobierno regional comienza mal. El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha abandonado la reunión con el secretario general del PSOE en esta Comunidad, Luis Tudanca, y su equipo a los 15 minutos tras oír hablar de corrupción, tal y como han asegurado los socialistas.

El propio Partido Popular de Castilla y León ha calificado de «insatisfactoria» la primera reunión entre los equipos negociadores, en un mensaje publicado en Twitter pocos minutos de después de la conclusión del encuentro. A las 11:39 el PP anunciaba en su perfil el inicio de la ronda de diálogo entre los ‘populares’ y el esto de partidos políticos. Tan solo 20 minutos después, en esta misma red social, el Partido Popular de Castilla y León daba por finalizada una reunión «insatisfactoria» con el PSOE.

«Queremos hablar de Castilla y León y ellos solamente de lo que le interesa a Pedro Sánchez. Seguimos abiertos al diálogo con el resto de fuerzas políticas«, reza el mensaje publicado en Twitter.

El líder de los socialistas en Castilla y León, Luis Tudanca, ha asegurado salir «estupefacto» de la reunión mantenida hoy con el PP, que «ha dinamitado la reunión tras quince minutos por la mera mención de la palabra corrupción«. En rueda de prensa, tras reunirse con Fernández Mañueco, el socialista ha mantenido que su oferta de hablar del Gobierno de Castilla y León a cambio de un cordón sanitario a Vox «sigue vigente«, aunque ha subrayado que quien ha «roto toda opción de diálogo» ha sido el PP.

Según ha explicado el socialista, «ni quince minutos» ha durado el encuentro agendado entre PP y PSOE. «Nos hemos quedado un rato más por si decidían volver, pero nada«, ha expresado Tudanca en declaraciones recogidas por EFE, que ha reconocido que esta actitud del PP le demuestra que «lo tienen hecho con Vox«, en alusión a un posible pacto entre estas dos formaciones en la Comunidad.

«No soy capaz de entender qué es lo que pretende Mañueco«, ha lamentado Tudanca, que ha detallado que la propuesta del PP pasa por que el PSOE o Vox les «regalemos» la Presidencia para que «gobiernen en solitario«.

En este extremo, el socialista ha indicado que ha preguntado directamente al PP si piensan permitir la entrada de Vox en el Gobierno autonómico, a lo que Fernández Mañueco ha respondido, según la versión de Tudanca, «no, todavía«.

En este punto, el socialista ha detallado que la frase exacta que él ha pronunciado y que ha provocado que el PP se haya levantado de la reunión ha sido: «Una de las cosas que nos diferencian es la corrupción«, a lo que Mañueco habría contestado, según el socialista, «te dije que si sacabas la palabra corrupción nos levantábamos«.

Tras esta reunión infructuosa, el líder de los socialistas ha descartado cualquier otra posibilidad de acuerdo que no pase por un veto a Vox: «No hay más alternativas, o se pone un cordón o nada«, ha subrayado Tudanca.

«Profundamente decepcionante»

Por su parte, Alfonso Fernández Mañueco ha tachado de «profundamente decepcionante» la reunión mantenida hoy con el PSOE. «El PP ha venido a hablar de Castilla y León, pero el PSOE está más preocupado por seguir las instrucciones de Pedro Sánchez. Es una marioneta de Sánchez (Tudanca)«, ha expresado en rueda de prensa Fernández Mañueco, que ha asegurado que, por su parte, ha pedido al PSOE una «política de mano tendida para sondear la posibilidad de un acuerdo parlamentario«.

Fernández Mañueco ha subrayado que él descarta cualquier posibilidad de una repetición electoral: «Por si alguien no se ha enterado«, ha zanjado el ‘popular’.