Mañueco, a las puertas de ser el séptimo presidente de la Comunidad

El líder del PP de Castilla y León no deberá recurrir a la segunda vuelta, puesto que con el apoyo de Cs cuenta con mayoría absoluta

59
Mañueco y Herrera se abrazan en las Cortes regionales. / Europa press
Publicidad

El popular Alfonso Fernández Mañueco está a las puertas de ser el séptimo presidente de Castilla y León, Comunidad que inició su andadura autonómica con la elección el 23 de mayo de 1983 de su primer titular de la Junta, el socialista Demetrio Madrid, al que luego sucedieron José Constantino Nalda, José María Aznar, Jesús Posada, Juan José Lucas y Juan Vicente Herrera.

No le hará falta como su antecesor en la anterior legislatura, Juan Vicente Herrera, de su mismo partido, recurrir a la segunda vuelta ya que tiene garantizada la mayoría absoluta en la primera votación, que se prevé en torno a las nueve o nueve y media de la noche del martes, al contar con un pacto de gobierno con Cs.

Más de 36 años trascurrieron desde que aquel 23 de mayo Demetrio Madrid fuera investido como el primer presidente de la recién estrenada autonomía, con una tarea espinosa por delante para la que contaba con un presupuesto de 3.224 millones de las antiguas pesetas, 19.376.630 de los nuevos euros.

“Apenas sin contaba con mobiliario y una plantilla de ocho funcionarios en la Presidencia”, y se enfrentaba a “problemas estructurales acuciantes como la despoblación, la debilidad del sector industrial, el abandono progresivo del campo, el aumento del paro”, recoge el historiador Enrique Berzal en su artículo “Castilla y León se estrenó roja: auge y declive del PSOE entre 1983 y 1987”.

Han pasado 36 años, los cuatro primeros de gobiernos socialista y los 32 siguientes del PP, y esos problemas referidos por el historiador se mantienen en la Comunidad, una de las que más población pierde cada año, con un abandono progresivo del campo, un paro que todavía no ha vuelto a sus niveles de antes de la crisis y un sector industrial con deslocalizaciones importantes.

La Junta que ahora se encontrará Alfonso Fernández Mañueco y su socio de Gobierno, Cs, con Francisco Igea como vicepresidente y portavoz, gestiona más de 10.200 millones de euros al año, sólo 3.700 en Sanidad; en una Comunidad que cerró el 2018 con un déficit del 0,23 por ciento de su PIB y tiene más de 85.000 empleados públicos.

Esta décima legislatura sigue a los cinco mandatos en los que estuvo al frente el también popular Juan Vicente Herrera, el presidente que más tiempo ha dirigido la Comunidad desde que se presentara a su primera investidura el 15 de marzo del 2001.

Antes había ocupado la presidencia de la Junta los socialistas Demetrio Madrid (1983-1985) y José Constantino Nalda (1985-1987); a los que siguieron los populares José María Aznar (1987-1989), Jesús Posada (1989-1991), y Juan José Lucas (1991-2001).

Alfonso Fernández Mañueco llegó a la Junta de la mano del propio Herrera, que le nombró consejero de la Presidencia al inicio de su primera legislatura, en marzo de 2001, cargo en el que repetiría en la legislatura entre 2003 y 2007 para en la siguiente ser nombrado consejero de Interior y Justicia.

Mañueco, que también es presidente del PP de Castilla y León tras vencer en 2017 en las primarias al entonces alcalde de León, Antonio Silván, nació en Salamanca el 29 de abril de 1965 y su padre, Marcelo Fernández Nieto, fue alcalde franquista de la misma ciudad entre 1969 y 1971.

Licenciado en Derecho por la Universidad salmantina, fundó en 1985 la primera asociación de estudiantes de Castilla y León (AEUS); se diplomó además por la Escuela de Práctica Jurídica de Salamanca y durante dos años ejerció como pasante en un despacho de abogados.

Militante de las Nuevas Generaciones del PP, trabajó posteriormente como coordinador del Grupo Popular en el Ayuntamiento de la capital y tras las elecciones municipales de 1995 fue elegido concejal de este Consistorio, cargo que compatibilizó con el de miembro de la Diputación, que presidió desde 1996 y hasta que en el 2001 dio el salto a la Junta como consejero.

Tras cerca de diez años en la Junta, el 13 de diciembre de 2010 anunció su candidatura a la alcaldía de Salamanca para las elecciones municipales de 2011 y fue investido alcalde el 11 de junio de 2011, cargo que repetiría, aunque con el apoyo de Cs en la investidura, en los comicios de 2015.

Con la investidura el martes de Mañueco, que no contará con el apoyo del grupo mayoritario en la Cámara, el PSOE que tiente 35 procuradores, ni con los dos de Podemos y el de UPL, Castilla y León se encamina a su segundo gobierno de coalición en la historia de la autonomía tras el que rubricaron los desaparecidos Alianza Popular y CDS en la segunda legislatura, entre 1987 y 1991, en la etapa de Aznar y Posada.