Lucas se suma a la defensa de la EBAU única que piden los rectores

La consejera pide una financiación justa para contar con “una educación compleja y extensa”

46
La consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas. / europa press
Publicidad

La consejera de Educación de la Junta de Castilla y León, Rocío Lucas, se mostró “completamente de acuerdo” con el manifiesto de los rectores de las universidades públicas de Castilla y León en defensa de una EBAU única.

“Es una cruzada que se ha mantenido siempre desde el Gobierno de Castilla y León, la defensa de la EBAU única”, porque la prueba actual es “injusta”, “no cumple la equidad” y permite que “se califiquen de manera distinta diferentes pruebas de diferentes niveles”, explicó.

En un encuentro con los medios de comunicación en Salamanca, antes de participar en un foro organizado por La Gaceta Regional, añadió que esta defensa por un acceso único lo ha planteado la Junta en las reuniones que a nivel técnico se están manteniendo en los dos ministerios afectados, Ciencia, Innovación y Universidades, y Educación.

“Se necesita por equidad, justicia, es irracional e incomprensible que haya distintas pruebas de acceso a la universidad, cuando se mantiene un distrito único. Y lo que hemos mantenido en ese grupo de trabajo con el Ministerio es que cuente con las comunidades autónomas, porque inicialmente era una reunión entre distintos espectros pero si las competencias están transferidas a las comunidades autónomas, somos las comunidades autónomas las que tenemos mucho que decir”, concluyó.

Lucas, pidió al Gobierno una financiación “justa” y que tenga en cuenta las características demográficas de Castilla y León para materializar “una educación compleja, extensa, en un territorio de más de 94.000 kilómetros cuadrados”.

“Reivindicamos al Gobierno de España un modelo de financiación justo, equitativo, acorde a esa demografía y a esa dispersión geográfica, y que sea también coherente con la idiosincrasia del territorio de Castilla y León”, aseveró.

Lucas realizó estas declaraciones antes de participar en un foro organizado por La Gaceta de Salamanca, en el Palacio de Figueroa, donde ha desentrañado los cinco ejes en los que se sustenta su programa al frente de la Consejería.

En primer lugar, incidió en la incorporación de la Educación Infantil de cero a tres años, una competencia, con 30 escuelas y 400 profesionales actualmente, que regresó a su cartera tras pasar en los últimos años por la de Familia e Igualdad de Oportunidades.

El segundo “reto”, según sus palabras, es la Formación Profesional, que es “una apuesta segura, una apuesta de futuro”, en la que “cada vez es más el alumnado que se matricula” y que ha de estar “más adaptada” a la realidad del territorio, al tejido productivo, pues “prácticamente el 84 por ciento de los alumnos de FP se insertan y se insertan en el territorio en el que residen”.

Lucas continuó con el tercero de los ejes, que se enmarca en “seguir manteniendo los estándares de calidad” tanto en la educación Primaria como en Secundaria y Bachillerato, con el refuerzo de “las horas que sean necesarias” y del bilingüismo con “mayores horas auxiliares de conversación”.

Tal y como continuó, el cuarto es “la apuesta por las universidades”. “Será una buena legislatura para las universidades”, aseguró tras recordar el aumento del “presupuesto para estas instituciones académicas de un diez por ciento”.

Como quinto eje, especificó el interés por los campus exteriores de las universidades, que en el caso de la Universidad Salamanca son los de Ávila, Béjar y Zamora, y que han de configurar “medidas de elemento dinamizador de la sociedad, y del territorio, y de la demografía”.