Los sindicatos dan la espalda a las medidas económicas de la Junta

Ángel Hernández pide una tasa que grave la actividad económica de las entidades financieras y que se eleve el IRPF a las rentas que superen los 60.000 euros.

1

Los sindicatos siguen mostrando su disconformidad con parte de las medidas económicas acordadas en el último Consejo de Gobierno del pasado 29 de diciembre. En este sentido, CCOO planteó, entre otras medidas, recuperar el Impuesto de Sucesiones, mientras que UGT abandonó ayer la Mesa del Consejo de Función Pública para no ser «cómplice» de ningún «recorte» de derechos «laborales».

Así, el secretario regional de CCOO, Ángel Hernández, demandó a la Junta que recupere el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, lo que permitiría a la Comunidad recaudar 100 millones para «reforzar» sus cuentas. Asimismo, reclamó una tasa que grave la actividad económica de las entidades financieras, como responsables de la crisis, y puso sobre la mesa la posibilidad de elevar el tramo autonómico del IRPF para las rentas más altas, por encima de los 60.000 euros. Rechazó además los recortes impuestos a los empleados públicos, aunque los asumió si la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, fija su «excepcionalidad», a la espera de lo que legisle el Gobierno central.

Por otra parte, los representantes de UGT en el Consejo de la Función Pública se levantaron ayer de la Mesa y abandonaron la reunión convocada por Hacienda, cuyo orden del día era el análisis del denominado Plan de Racionalización del gasto público. Los ugetistas justificaron que no serán «cómplices» ni darán cobertura a unos recortes que «atentan» directamente contra los «derechos de los trabajadores públicos». El sindicato calificó la cita de de «extemporánea», ya que se ha hecho «caso omiso» del proceso legal de negociación, es decir, «se ha obviado la interlocución con los representantes de los trabajadores, se han impuesto unilateralmente unas medidas que recortan los derechos de los empleados públicos y, además, no se concede por parte de la Junta margen alguno en la negociación».

Por último, el sindicato de enfermería, Satse, rechazó la imposición del aumento de jornada laboral y aseguró que las medidas propuestas por la Junta sí suponen recortes en las condiciones retributivas y laborales.