Los presupuestos del 2016 serán “muy sociales”, según Del Olmo

La consejera de Economía y Hacienda vuelve a criticar el modelo de financiación y defiende la reducción del IRPF y su repercusión en el bolsillo de los ciudadanos

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, avanzó ayer que las cuentas de 2016, cuya orden de elaboración se publica hoy en el Boletín Oficial de Castilla y León, serán “muy sociales” y con la recuperación económica, el empleo de calidad, la cohesión territorial y el mantenimiento de los servicios públicos esenciales como ejes.

Del Olmo avanzó que la norma se adecuará a la reestructuración de las consejerías realizadas por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en esta legislatura y garantizarán la sostenibilidad financiera de cara al futuro.

Asimismo, aseguró que las cuentas darán cumplimiento a los objetivos planteados por Herrera en su discurso de investidura, con lo que el 80% del gasto no financiero se destinará a las consejerías sociales Educación, Sanidad y Servicios Sociales.

En el ámbito impositivo, la titular de Hacienda aseguró que se cumplirá lo avanzado por el presidente de la Junta y se realizará una segunda rebaja del IRPF para 2006, así como la eliminación total del impuesto de hidrocarburos, un gravamen cuya recaudación fue “muy necesaria” en su momento y que ahora, cuando las circunstancias “han mejorado”, es le momento de “devolver el esfuerzo” a los ciudadanos.

En cuanto al techo de gasto, la consejera avanzó que se aprobará en septiembre y se llevará a las Cortes regionales a lo largo del mismo mes. En 2015 el techo de gasto no financiero para ese año registró un incremento del 0,72% y se situó en los 8.791,3 millones de euros.

Por otra parte, Del Olmo defendió que las entregas a cuenta del Ejecutivo central suben “en la media” de las autonomías, ya que alcanzan un incremento del 7,2% que llega hasta el 11% si se suman las cuantías derivadas de la rebaja de IRPF instaurada en la Comunidad.

La consejera ofreció ayer estos datos durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que compareció junto a la vicepresidenta de la Junta, Rosa Valdeón, para detallar los datos del Consejo de Política Fiscal y Financiera celebrado el pasado miércoles en el Ministerio.

En este foro, aclaró que las entregas a cuenta ascienden a 5.912 millones de euros, un dato que si se compara con las cifras que ofreció el Ministerio en el mismo momento de 2014 supone un incremento de 395 millones, es decir, un 7,2%.

La titular de Hacienda y Economía ligó este dato a la reducción del IRPF impulsada por el Gobierno y que supuso la puesta a disposición de los ciudadanos de 215 millones de euros, una cantidad que posibilitó un aumento del consumo de hasta un 3,2%, según sus datos.

Así, si se suman los 395 millones de euros y los 215 millones que se “ponen a disposición” de los ciudadanos con la reducción del IRPF se logra un incremento de estas cuantías del 11%. “Castilla y León apostó por esta rebaja frente a otras alternativas y ha servido para incrementar el consumo, la producción y el empleo”, detalló.

“Es la mayor subida de este modelo de financiación”, recordó la consejera, quien aseguró que el año pasado esta subida se situó en torno al 2%, lo que es “motivo de alegría”. Asimismo, argumentó su respaldo al reparto del objetivo del déficit para 2016 fijado en el 0,3% para todas las autonomías, una opción defendida por la Junta, que aboga por un reparto simétrico. “El objetivo de déficit igual supone un igual esfuerzo”.

El CPFF fijó también el objetivo de deuda que, dada su naturaleza, es “asimétrico” para las autonomías y que para Castilla y León será del 18,6%, al igual que la regla de gasto que se situará en 2016 en el 1,8%.

Tras aclarar estos datos, la consejera reiteró que el modelo de financiación es “oscuro”, ya que se “desconoce” cómo se calculan las entregas a cuenta. “Es un modelo malo e insuficiente y la postura de Castilla y León es clara, esta muy mal financiada”, aseveró Del Olmo, quien recordó que la Comunidad está “infrafinanciada” en 500 millones de euros este año, una crítica repetida insaciablemente por la Junta.