Varias personas esperaban para entrar en una farmacia de la capital segoviana. / Nerea Llorente
Publicidad

La Consejería de Sanidad de Castilla y León aborda con las farmacias de la Comunidad la posibilidad de que hagan test de antígenos de segunda generación para detectar la covid, que sólo será posible en las que cumplan unos exigentes requisitos como doble entrada, profesionales entrenados o tener acreditación para pruebas de laboratorio.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha incidido en ni el Ministerio ni Europa ven oportuno que las farmacias hagan estos test salvo que se den determinadas condiciones que permitan que se hagan en un entorno bioseguro, con una doble entrada covid y no covid, que sean oficinas acreditadas para pruebas de laboratorio, con dotación de seguridad para sus profesionales, que tienen que estar entrenados para recoger esas muestras de forma nasofaríngea.

Si se cumplen esas condiciones se podrá hacer la propuesta al Ministerio” al respecto, ha explicado Casado en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. Sólo podrán hacerlo las oficinas que cumplan esos requisitos y “con un plan muy establecido”, ha observado. Y en base a esa seguridad, tanto Casado como Igea no han considerado factible hacer ese tipo de pruebas en las puertas de los restaurantes.

Si ya es complicado para las farmacias todavía es más difícil para otros sectores“, ha sostenido Casado sobre esa medida que exploran desde el sector de la restauración.