Los cazadores entregan 2.900 muestras para estudio de la codorniz

Esta iniciativa colabora con el proyecto Coturnix, con el que se pretende crear la mayor base de datos sobre esta ave y diagnosticar su estado de conservación

Los cazadores castellano y leoneses han recogido cerca de 2.900 muestras biológicas de alas de capturas de codornices para colaborar en el proyecto Coturnix, con el que se pretende crear la mayor base de datos sobre esta ave y diagnosticar su estado de conservación.

Se trata de una iniciativa de ciencia ciudadana en la que colaboran la Fundación Artemisan, la Real Federación Española de Caza, la Universidad de Lérida y las federaciones autonómicas.

Gracias a la implicación de los cazadores durante la media veda, con el envío de cerca de 7.000 muestras en toda España, el proyecto ha conseguido una gran cantidad de información que servirá para estudiar y evaluar científicamente el estado de la especie y seguir trabajando para un aprovechamiento cinegético sostenible que garantice el futuro de la caza de la codorniz, según la Federación Española de Caza.

A pesar de la incertidumbre en la abundancia y distribución anual de esta pequeña ave, las sociedades de cazadores de las distintas comunidades autónomas se han volcado y han demostrado su gran implicación en la conservación de la especie y en la ciencia como herramienta en el presente y futuro de la caza.

El proyecto, que se desarrollará durante los próximos cuatro años, quiere consolidar una red de ciencia ciudadana en toda España que permita obtener datos de las capturas de codorniz.

El objetivo es convertir cada captura en un dato científico y que cazadores y técnicos vayan de la mano en el estudio de la especie, con la pretensión de formar a los cazadores en la cultura cinegética moderna y estimular a los participantes a consolidar una caza sostenible.