concentracion autonomos espectaculos eventos
Trabajadores del sector del espectáculo despliegan una pancarta durante la organización de una manifestación para demandar ayudas directas, este miércoles, en Valladolid. / EFE - R. GARCÍA

Ayudas directas y reales para compensar la falta de actividad con motivo de la pandemia, así como una reforma del sistema de cotización, han reclamado los trabajadores autónomos que este miércoles se han manifestado en 28 ciudades de España, entre ellas Valladolid y Salamanca.

“Exigimos ayudas directas, reales y que nos bajen la presión fiscal porque además de la cuota de autónomos, sin poder trabajar y generar beneficios por la pandemia, tenemos que afrontar otros gastos como agua, gas, electricidad, basura, seguros e IBI, aparte de mantener a nuestras familias y hogares”, ha explicado a EFE en Valladolid una portavoz de los manifestantes, Yolanda Rodríguez.

“Seguimos pagando impuestos y manteniendo a nuestras familias”

Sin actividad por las medidas restrictivas, “seguimos pagando impuestos y manteniendo a nuestras familias”, ha añadido Rodríguez, coordinadora en Valladolid de Autónomos Unidos Para Actuar (AUPA), una de las asociaciones convocantes de la marcha motorizada que en Valladolid ha desembocado, sin incidentes, en la sede de la Delegación del Gobierno en Castilla y León.

Después de una reunión en el vestíbulo con el subdelegado del Gobierno, Emilio Álvarez, los organizadores de la protesta han registrado en la Delegación del Gobierno un manifiesto con las principales reivindicaciones de los autónomos, de agricultores y ganaderos, y del sector de eventos y espectáculos.

Los autónomos han reclamado una reforma de su régimen de cotización en función de los “beneficios reales” que obtengan y no con arreglo a los ingresos como sucede en la actualidad, “además de una equiparación de las prestaciones por enfermedad, desempleo o jubilación respecto a los trabajadores por cuenta ajena”.

En nombre de los agricultores y ganaderos, el manifiesto que ha leído Yolanda Rodríguez ha lamentado la “destrucción de la competencia libre y justa en favor de las grandes corporaciones alimentarias que producen en terceros países” y donde las reglas de juego “no son las mismas y contribuyen a la competencia desleal”

“Cuando hablamos de ayudas no hablamos de limosnas, hablamos de inversión de futuro”

“Cuando hablamos de ayudas no hablamos de limosnas, hablamos de inversión de futuro” para un sector, el de los autónomos, que suman el 90% de las empresas de España y generan el 80% de los contratos de trabajo nacionales, ha añadido la portavoz durante su intervención. Si las empresas caen, ha agregado, “nuestras pensiones caen, nuestro sistema de sanidad cae y a nuestros hijos se les presenta un futuro muy complicado”, añade el texto.

Fuentes de la Policía Local han informado a EFE de que no se han producido ningún tipo de incidentes más allá de la ralentización del tráfico debido a la caravana motorizada, de unas dos horas de duración, que ha partido desde el estadio José Zorrilla y culminado en la Delegación del Gobierno después de recorrer varias avenidas y calles de la capital.

Han participado también, además de AUPA, representantes de la Asociación Española de Agencias y Profesionales del Espectáculo (ACOPLE) y de Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo (MUTE).

En Salamanca, medio centenar de vehículos han recorrido las calles de Salamanca y de Ciudad Rodrigo convocados por la asociación Autónomos Unidos para Actuar (AUPA), que reúne a las agencias de viajes, agricultores o taxistas, para exigir ayudas directas y una mejor gestión de la pandemia.

Con el lema de ‘Hoy empieza la lucha’, han recorrido las principales calles de Salamanca desde el aparcamiento de Las Bernardas hasta la plaza de la Constitución, donde han entregado un manifiesto a la subdelegada del Gobierno, Encarnación Pérez.

A lo largo de la concentración de vehículos se han oído también críticas a la gestión que ha realizado la Junta de Castilla y León. Al llegar a la plaza de la Constitución, han desplegado pancartas en las que podía leerse “al 33% no tenemos ni para vuestros sueldos”, con la foto de Alfonso Fernández Mañueco y Francisco Igea, y “Se acabó, no somos trabajadores de segunda”.