Alumnos de Bachillerato, recibiendo clase en uno de los primeros días del curso./ EFE
Publicidad

Los alumnos de Castilla y León son los mejores de España en capacidad global con 534 puntos en el informe PISA 2018, frente a la media nacional que se situó en 512, trece puntos más que la media OCDE (499), por detrás solo de Canadá (554) y Reino Unido (534).

Castilla y León es la que refleja la mejor puntuación en esa capacidad global de sus alumnos, seguida de Asturias y Cantabria, y por encima de la media nacional, mientras que las de menor puntuación son Extremadura, Melilla y Ceuta.

El informe PISA 2018 sobre Competencia Global analiza por primera vez la capacidad de los estudiantes para actuar por el bienestar colectivo, que sitúa a España, por primera vez, en general, por encima de la media de la OCDE, ya que el país no suele, en los informes educativos PISA, llegar a la media de la OCDE en Matemáticas y Ciencias, incluso empeoró en 2018 cuando, además, no se le pudo evaluar en Lectura por incidencias en las respuestas. El informe mide la capacidad del alumnado de 15 años para interactuar con otros con respeto hacia sus derechos y su dignidad.

El análisis desarrollado por PISA 2018 se ha compuesto de dos partes: una prueba cognitiva y un cuestionario de contexto. En total, existen datos sobre esta competencia innovadora recogidos de 66 países. En España, participaron con una muestra significativa a nivel regional todas las comunidades y ciudades autónomas.

La Competencia Global es la capacidad de examinar cuestiones locales, globales e interculturales para comprender y apreciar las perspectivas y visiones del mundo de otras personas. Asimismo, cuantifica las aptitudes para participar en interacciones adecuadas y efectivas con personas de diferentes culturas y actuar para el bienestar colectivo y el desarrollo sostenible.

En definitiva, los resultados del Informe PISA 2018 subrayan que los alumnos de la Comunidad poseen la capacidad para analizar problemas tales como pobreza, migración, riesgos ambientales, conflictos, diferencias culturales y estereotipos; comprenden visiones del mundo diferentes y muestran su disposición a adoptar medidas constructivas hacia el desarrollo sostenible.

De hecho, respecto a los niveles de rendimiento, Castilla y León es la comunidad autónoma con menor porcentaje de alumnado en los niveles bajos y con mayor en el nivel 5, máximo nivel de desempeño para esta competencia.

Lectura, Matemáticas y Ciencias Castilla y León es la única región española que se sitúa entre los tres primeros puestos de las principales competencias evaluadas -Lectura, Matemáticas y Ciencias-del Informe PISA 2018, permaneciendo desde 2003 entre las que obtienen un mayor rendimiento.

Así, esta evaluación internacional constata que Castilla y León se mantiene en el segundo puesto del pódium español en Matemáticas, muy por encima de la media del país, la OCDE y la UE. La puntuación de esta prueba en el conjunto de España se situó en 481 puntos; la media de la OCDE, en 489; mientras que los estudiantes castellanos y leoneses alcanzaron los 502 puntos, superados -por tan solo un punto- por Navarra.

Respecto al análisis de la prueba de Ciencias, Castilla y León consiguió, junto con Galicia, resultados significativamente más altos que los del conjunto de España. Con 501 puntos, la Comunidad fue la segunda mejor del territorio español. Un resultado que situó al sistema educativo castellano y leonés 18 puntos por encima de la media española y 12 más que la de los países de la OCDE.

Por su parte, los estudiantes de Castilla y León alcanzaron 497 puntos en la prueba de Comprensión Lectora, situando a la Comunidad en el primer puesto de España y entre los mejores sistemas educativos del mundo, ocupando el puesto 17 de la clasificación internacional por encima de países como Francia o Bélgica y con una puntuación similar a Alemania, Noruega o Dinamarca.

Sobre Competencia Financiera, el alumnado de Castilla y León obtuvo una media de 512 puntos, con la que alcanzó el primer puesto en la clasificación nacional y el quinto en el ámbito mundial, por encima de países como Australia o Estados Unidos. Tan solo Estonia, Finlandia, Canadá y Polonia, superaron esta puntuación.

Además, los resultados obtenidos por los estudiantes de la Comunidad se situaron siete puntos por encima de la media de la OCDE y 20 que la media de España.

De hecho, el Informe señala que uno de cada tres alumnos está capacitado para analizar las consecuencias de las decisiones financieras y para realizar planes económicos sencillos en contextos familiares.