Los 175.000 vecinos de Burgos, confinados perimetralmente desde el miércoles

Los 175.000 vecinos de la ciudad de Burgos estarán confinados perimetralmente desde este miércoles 21 de octubre, según ha anunciado hoy su alcalde, Daniel de la Rosa, tras mantener una reunión telemática con el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y la titular de Sanidad, Verónica Casado.

La decisión de la Junta de Castilla y León es mantener el “confinamiento perimetral” durante catorce días y restringir al 50% el aforo de comercios y locales de hostelería, igual que rige ya en las capitales de León, Palencia y Salamanca y en otros cuatro municipios de la Comunidad, la más reciente, Aranda de Duero.

Además, en el caso de la hostelería se establece que no podrán servir bebida ni comida a partir de las 22.00 y deberán cerrar a las 23.00, ha explicado el regidor burgalés.

De la Rosa ha asegurado que los representantes de la Junta de Castilla y León le han transmitido que están “muy satisfechos” con el comportamiento de las instituciones y los vecinos de Burgos y que “nadie tiene la culpa de una situación que se debe a un problema que afecta de manera internacional“.

El alcalde ha explicado que en Burgos se han superado con claridad los 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos días y, aunque la UCI del Hospital Universitario tiene capacidad y medios materiales para aumentar su número de camas, tiene problemas de personal, que no puede incrementarse en este momento.

De la Rosa ha estimado que la situación de la pandemia en la ciudad en es ahora “muy similar” a la de marzo o abril y ha insistido en que el principal origen de los contagios es el ámbito de confianza, el círculo de familia y amigos, por lo que ha insistido en pedir responsabilidad personal.