Incendio sierra de la Culebra
Vista general de los daños producidos por el incendio en Otero de Bodas (Zamora), en la sierra de la Culebra este domingo. EFE/Mariam A. Montesinos

Renfe ha informado de la reanudación de los servicios ferroviarios por la línea del AVE Madrid-Galicia después de que sobre las 10.30 horas de este domingo Adif haya podido reabrir ese trazado ferroviario, que quedó afectado el sábado por la tarde por el incendio forestal de la Sierra de la Culebra, en Zamora.

Tras la apertura, los trenes de alta velocidad que unen Madrid y Galicia comenzarán a prestar servicio en esta línea de forma progresiva, según han indicado fuentes de la compañía ferroviaria.

Renfe ha informado de la situación a los viajeros a través de sus redes sociales y canales de comunicación, tanto en los trenes y estaciones como en su servicio de atención al cliente y mediante mensajes de móvil y correos electrónicos enviados a los pasajeros.

La compañía ferroviaria ha puesto de relieve que desde el momento del corte de la vía ha destinado todos sus recursos y esfuerzos a atender a los viajeros afectados por «una situación excepcional provocada por este incendio».

Con la reapertura de la línea ferroviaria, se completa la vuelta a la normalidad en las comunicaciones, después de que este domingo por la mañana se hayan reabierto también las carreteras afectadas por el incendio en la jornada del sábado, entre ellas las nacionales N-631 y N-525. 

Frentes sin llama

La mejora de las condiciones del tiempo, el trabajo de los medios de extinción nocturnos y de los medios aéreos este domingo por la mañana han hecho que pasadas las once de la mañana los frentes activos del incendio forestal de la Sierra de la Culebra se encuentren ya sin llama.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha transmitido esta noticia a través de sus redes sociales, en las que también ha resaltado que las personas desalojadas ya han vuelto a sus casas, se han reabierto las carreteras y la línea del AVE Madrid-Galicia ya funciona «con normalidad».

El responsable del Gobierno autonómico ha subrayado que, tras tres días en los que las condiciones de viento, temperatura y sequedad han sido extremas y han impedido avanzar en la extinción, el clima ha cambiado la última noche y eso ha permitido al operativo «acometer su trabajo por fin con resultados favorables».