Las Edades del Hombre apuesta por Toro como sede para 2016

Las circunstancias históricas y la riqueza patrimonial son las razones que han inclinado a la Fundación a favor de la candidatura presentada por la localidad zamorana

0

La localidad zamorana de Toro será la próxima sede de la exposición de Las Edades del Hombre después de que ayer la Fundación que lleva su nombre la eligiera entre las diferentes candidatas a acoger esta muestra de gran éxito en ediciones anteriores. Así lo anunció su secretario, Gonzalo Jiménez, quien reconoció que la decisión de llevar al vigésimo primera edición al municipio zamorano ha sido “compartida” entre ellos y la Junta.

Jiménez recordó que Toro había solicitado ser sede en cuatro ocasiones, la primera de ellas en el año 2001, el mismo en que se celebró la exposición en la capital zamorana y que los criterios de selección “son siempre los mismos” y están basados en el patrimonio y en las infraestructuras, teniendo en cuenta que “supone un movimiento importante de turismo y visitantes”.

Aunque la decisión fundamental la tomaron el Gobierno regional y la Fundación, Jiménez mostró su deseo de contar con la colaboración de las empresas y las administraciones locales y provinciales porque éste es, en su opinión, “un proyecto compartido”. Además, adelantó que si ese apoyo no llega “hay muchas otras candidatas en la lista”.

La elección de Toro como próxima sede obedece a que reúne unas circunstancias históricas y una riqueza patrimonial de gran valor para albergar un evento de esta repercusión y alcance. Esta decisión contribuirá a difundir lo mejor del patrimonio que atesoran las once diócesis de Castilla y León, objetivo fundamental con el que nació esta iniciativa, favoreciendo la promoción del potencial turístico y cultural de Toro.

De entre esa riqueza patrimonial de la localidad zamorana destaca la Colegiata de Santa María La Mayor, que albergará la exposición en 2016. En este templo, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, invirtió en la pasada legislatura más de un millón de euros en obras como la restauración de la fachada norte.

A esta actuación también hay que sumar otras que han contribuido a la mejora de su patrimonio, tales como el desarrollo del ARI (Área de Rehabilitación Integrada) que permitió la rehabilitación de 300 viviendas de su conjunto histórico y la reurbanización de plazas y varias calles del casco histórico.