El alcalde de Saldaña vota disfrazado de emperador romano.
El alcalde de Saldaña vota disfrazado de emperador romano.

La jornada electoral en Castilla y León no ha estado exenta de momentos y anécdotas curiosas, que han ido desde lo divertido hasta lo polémico.

Empezando por personas que han decidido depositar su papeleta disfrazados. Y no precisamente gente de a pie, sino altos cargos. Como Alfonso Palacios, alcalde del municipio de Saldaña, en Palencia, que acudió vestidio de un emperador romano, acompañado incluso de un séquito de soldados y doncellas. Lo cierto es que no son los únicos de esta localidad que acudieron con disfraces del estilo. Y es que las en Saldaña han coincidido con su tradicional Mercado Romano.

Lo que sí que es único es lo que hace el hostelero leonés Juan López, que en cada uno de los comicios en los que vota acude disfrazado de obispo. Un atuendo que acompaña con elementos propios de la épona en que se celebran . Como en este caso se han producido en pleno periodo vacacional de verano, a la sotana sotana y la mitra se le unieron unas gafas de buceo, un flotador, un cubo y una pala.

El hostelero Juan López acude a las urnas como un ‘obispo playero'.
El hostelero Juan López acude a las urnas como un ‘obispo playero'.

Por desgracia, el resto de anécdotas no resultan tan agradables. En Burgos, por ejemplo, la Junta Electoral obligó a VOX a retirar la bandera de España de las identificaciones de las acreditaciones de sus interventores y apoderados, tras una denuncia del PSOE. Y es que, tal y como recoge, la Junta, “solo se pueden ostentar emblemas o adhesivos con el nombre y siglas del partido o coalición y la palabra ‘interventor' o ‘apoderado'.

En la localidad salmantina de Berrocal de Salvatierra se produjo la detención de una mujer después de que rompiera la urna al tirarla al suelo. Según fuentes de la Subdelegación del Gobierno, la detenida estaba “muy alterada” y dejó la urna “hecha añicos”. Según los datos del INE, la vecina de este pueblo de 79 habitantes fue detenida y trasladada a las dependencias policiales de Guijuelo. Debido a este suceso, la votación fue interrumpida temporalmente para introducir de nuevo las papeletas en la urna de repuesto. Por ello, se acordó alargar el horario de cierre del colegio en 15 minutos más, hasta las 20:15.

Algunas mesas electorales se vieron afectadas por el consumo de alcohol con la que algunos de sus miembros llegaron a los colegios electorales a cumplir con su deber. Es el caso de Santa Marta de Tormes (Salamanca) y en Arenas de San Pedro (Ávila). En este último la situación fue, incluso, más complicada, ya que el suplente no se presentó. se tuvo que quedar en la mesa la segunda persona que ha acudido a votar, ya que la primera superaba la edad máxima. Es muy probable que los responsables de este problema tengan que pagar una cuantiosa multa.

En el resto de anécdotas destaca la que se vivió en Vega de Valcarce (León), Aranda de Duero (Burgos), Segovia y dos colegios de Valladolid, donde aparecieron pintadas con mensajes electorales que fueron rápidamente borradas. También la de La Ercina (León), donde uno de los suplentes tuvo que ir a buscar al titular a su casa porque se había quedado dormido. O la de Villasur de Herreros y Palacios de la Sierra (Burgos), donde no encontraban la lista de votantes. La Subdelegación tuvo que obtener una copia que llevó al colegio electoral… y fue estando de camino cuando terminó apareciendo.