Cortes de Castilla y León. / EFE - NACHO GALLEGO
Cortes de Castilla y León. / EFE - NACHO GALLEGO

La toma de posesión de Alfonso Fernández Mañueco (PP) como presidente de la Junta de Castilla y León de este martes en las Cortes regionales será más austera y con menos asistentes que en otras ocasiones ya que se ha suprimido el vino español y el acto no se considera actividad parlamentaria, lo que limita el número de procuradores que pueden asistir.

El presidente de la Cortes, Carlos Pollán (Vox), ha «suprimido el vino español» tras el acto de toma de posesión, lo que supondrá un ahorro cifrado en 10.000 euros, según han explicado fuentes parlamentarias.

Además, como no se considera actividad parlamentaria, los procuradores que quieran asistir y no estén liberados tendrán que faltar a sus trabajos y pagarse el viaje ya que no recibirán ni dietas ni kilometraje, lo que en el caso del PSOE limitará la asistencia en principio a la dirección del grupo parlamentario, han explicado a Efe fuentes socialistas.

Fuentes parlamentarias han indicado que el presidente de la Cámara ha argumentado que «no se cobren» dietas y kilometraje por ser un acto más y no un pleno parlamentario, y han cifrado en 20.000 euros el ahorro por ese concepto.