incendio 2
Efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) trabajan en la extinción del incendio en los municipios abulenses de Navalacruz y Cepeda de la Mora y La Parra. / EFE-RAÚL SANCHIDRIÁN

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha remarcado este lunes que las condiciones meteorológicas adversas “extremas” y la simultaneidad de fuegos complicaron las labores de extinción del incendio declarado en el municipio abulense de Navalacruz, que arrasó a mediados de agosto más de 22.000 hectáreas.

Durante la primera parte de su comparecencia ante la comisión parlamentaria de esta materia para informar acerca de la gestión de su departamento ante este incendio, Suárez-Quiñones ha lamentado la “suma de una serie de circunstancias extremadamente desfavorables para la extinción“, entre las que ha subrayado que entre el 14 y el 16 de agosto los profesionales tuvieron que afrontar hasta 58 fuegos en la Comunidad -ocho de ellos en Ávila-.

Ha detallado que en las horas centrales del 15 de agosto, el incendio de Navalacruz avanzaba a una velocidad de 1.000 hectáreas por hora, lo que dificultó el control de los diferentes frentes que surgieron desde su origen, el vehículo que echó a arder en la carretera N-502, a la altura del municipio de Cepeda de la Mora.

Sobre este momento inicial, el relato aportado por el consejero ha indicado que desde la primera llamada al 1-1-2 del conductor del vehículo a las 10:27, para pedir ayuda pero sin indicar que las llamas se hubieran extendido al monte -aunque los Bomberos de Ávila fueron alertados-, pasaron 13 minutos hasta que un comunicante informa de que el fuego se propaga y pide un helicóptero para extinguirlo.

Desde ese momento pasaron tres minutos hasta que fue alertado el Centro Provincial de Mando (CPM) y es en ese momento cuando el 1-1-2 reclasifica el suceso de ‘incendio de vehículo‘ a ‘incendio forestal’ y se “despacha inmediatamente” -un minuto más tarde- el helicóptero ALFA3 y su correspondiente cuadrilla helitransportada para que acudan a la zona.

Diez minutos más tarde, a las 10:54 horas, el personal del helicóptero comunica que sale hacia el incendio, aunque la normativa establece que requieren al menos de 10 minutos para comprobaciones técnicas de seguridad, y llega al lugar del incendio a las 11:10 horas, para permanecer allí hasta las 12:32 horas, cuando hace su parada técnica, según el relato del consejero, que ha defendido que los medios “salieron lo más rápido que permite la normativa existente, sin perder ni un minuto“.

Suárez-Quiñones ha detallado que, en total, participaron en las labores de extinción 1.220 integrantes de los servicios, que el incendio puso “en altísimo riesgo”, aunque en palabras del consejero, “gracias a una exquisita coordinación“, sólo se saldó “con un único herido“, cuya evolución médica es “muy favorable”.

Antes de abordar esta secuencia temporal, el consejero ha defendido ante la comisión que la inversión el trabajos de prevención de incendios fue en 2020 de 35,9 millones de euros, con acciones en unas 50.000 hectáreas de terreno, tanto en tratamientos selvícolas, repaso de cortafuegos y gradeos, además de desbroces.

No hay ninguna Comunidad en España que pueda ofrecer, ni aún en cálculos relativos por superficie, cifras similares ni de lejos, a estas cifras de tratamientos selvícolas preventivos“, ha defendido el consejero.