La recaudación de la Junta a través de impuestos cayó un 2,3% en 2012

La consejera de Hacienda no prevé “tocar ningún impuesto por el momento” porque las familias “ya tienen una carga impositiva alta, lo que no incentiva el consumo”.

0

La Junta recaudó 477,7 millones de euros el año pasado por los tributos que gestiona, lo que supone un descenso del 2,3 por ciento respecto a la del año anterior, pese a los nuevos impuestos sobre Afección Medio Ambiental y el de Eliminación de Residuos en vertederos, que entraron en vigor el 1 de marzo y aportaron a sus arcas 47,7 millones. La consejera de Hacienda de la Junta, Pilar del Olmo, recalcó el papel mitigador en la caída de la recaudación de la Junta, de los nuevos tributos, y precisó que sin su aplicación, los ingresos fiscales habrían descendido el 12,4 por ciento, porque las figuras tributarias tradicionales “continuaron acusando la crisis económica y de la construcción”. Así, constató que entre 2007 y 2012, la recaudación de la Junta se desplomó casi un 51 por ciento.

La consejera también avanzó los datos de recaudación del primer trimestre del año, cuando se elevó un 12,93 por ciento, porcentaje que descontando los nuevos tributos propios supondría una cifra negativa del 2,26 por ciento. “Nos son unos datos malos y en términos homogéneos digamos que se mantiene”, dijo Del Olmo, quien deseó: “Ójala se estabilice y no caiga más la recaudación”.

En este contexto, Del Olmo afirmó: “no tengo pensado tocar ningún impuesto en este momento” y justificó su decisión en que las familias tiene ya una carga impositiva alta y eso no incentiva el consumo. La consejera aseguró que la solución a los problemas recaudatorios no pasa por la creación de nuevas figuras impositivas o en subir las existentes y razonó que “la única manera de curar esta situación es impulsar la economías y el empleo, porque sin eso no se recauda”. Los impuestos que gestiona la Junta representan actualmente algo menos del cinco por ciento del Presupuesto regional, cuando en 2007 suponían el diez por ciento.

Céntimo sanitario. La consejera también ha citado el Impuesto sobre la Venta Minorista de Hidrocarburos, el conocido como céntimo sanitario, que gestiona la Agencia Tributaria, con una recaudación de 83 millones de euros. La consejera asumió que no se cumplieron sus previsiones de recaudación de 100 millones por este concepto en 2012, algo que justificó en la caída del consumo en general y por el mayor precio de los carburantes en la Comunidad.

Sin embargo, constató las enormes diferencias de precios de los carburantes en la Comunidad, entre distintas gasolineras, de cinco céntimos en Ávila, y entre once y 13 en el resto de provincias; cuando este tributo supone algo más de cinco céntimos. Además, denunció que se está comprando combustible en otras autonomías como Navarra, donde también está implantado este impuesto, por desconocimiento. Por último, Del Olmo espera que la recaudación por este impuesto no descienda en 2013, a pesar de la deducción del mismo al sector del transporte, compensada por un aumento del consumo.