El Consejero de Industria, Comercio y Empleo y Alicia Palomo, ayer en Las Cortes.
El Consejero de Industria, Comercio y Empleo y Alicia Palomo, ayer en Las Cortes. / Miriam Chacon

El consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones, justificó la eliminación del presupuesto para el Serla, en lo que definió como un “capricho sindical para tener el monopolio de la mediación laboral, que se paga con dinero de todos”, mientras que la procuradora del PSOE Alicia Palomo denunció que el consejero, “como buen fascista, ni practica ni cree en la democracia, ni en la labor de mediación, arbitraje e intermediación” para generar “conflictividad social”.

El presidente de las Cortes, Carlos Pollán, intervino ante el “insulto” de la procuradora del PSOE a Veganzones y Palomo recordó que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, en otra sesión llamó a su partido “banda criminal”, una intervención que fue retirada del diario de sesiones. Así, cuando concluyó su intervención en el pleno de las Cortes, el portavoz de Vox, Carlos Menéndez, reclamó a la Presidencia para que también lo retirara o se la llamase al orden, a lo que se negó la socialista. Al término de las preguntas orales de control al Ejecutivo, Pollán ordenó que se quitara del Diario de Sesiones el término “fascista” empleado por la socialista en su intervención.

El consejero, tras estos momentos de tensión, ya habituales en la Cámara, expuso el por qué de la retirada de fondos públicos a un acuerdo entre CCOO, UGT y CEOE, del que “no forma parte la Administración; no gestiona, solo ponemos el 100 por ciento de la financiación”. Un acuerdo, dijo, que “ha privatizado innecesariamente un servicio público”, dijo, para reprochar que el Serla está “muy mal gestionado, con poca eficacia y supone una duplicidad con las oficinas de Empleo”.

El consejero criticó que las organizaciones sindicales manejan el Serla a su “antojo con dinero público” cuando la Junta cuenta con un “servicio gratuito y más eficaz”, dijo, para reprochar la defensa del PSOE, cuando rechazan las privatizaciones.

Mariano Veganzones afirmó que los sindicatos sólo se manifiestan “para pedir dinero”, como el pasado fin de semana en toda la Comunidad, y denunció que en el Serla “llevan años gastando más de lo que ingresan” sin control, hasta este año, que han comprobado un déficit de 76.000 euros, cuando en 2021, dejaron 1.500 actos de conciliación “sin atender”. Aseveró que los servicios de la Junta (SMAC) atendieron 13.000 casos con solo nueve letrados, lo que revela una “mayor efectividad”.

“Este año este capricho nos ha costado un millón de euros, y en los últimos seis año, siete, que estaría mejor invertidos a favor de trabajadores y empresarios”, dijo.
Veganzones indicó que los acuerdos de financiación del Serla ya no están vigentes y así lo “ha corroborado el letrado” de la Junta, y recalcó que cumplen con su política de acabar con el “despilfarro y con las subvenciones que compran silencios y voluntades”. “Esto no es el Chicago de los años 30”, sentenció.

Por su parte, la procuradora socialista Alicia Palomo advirtió a Veganzones: “Usted será la anécdota” para defender la labor del Serla y advertir de que “eliminándolo, ustedes destruyen una pieza clave en el sistema nacional de resolución de conflictos laborales, dentro la estrategia de la extrema derecha más recalcitrante”.