cyl isabeloria WEB
Imagen del pantano del Pontón, uno de los que más agua acumula en la Comunidad./ ISABEL ORIA

A la espera de precipitaciones, los embalses de la cuenca del Duero están actualmente al 34,1 por ciento de su capacidad, 4 puntos por debajo de lo que reflejaban hace sólo semana y media, y encaran septiembre lejos del 45,5 por ciento de media registrado en los últimos diez años a estas alturas del año hidrológico.

Los datos de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) consultados por Efe indican que actualmente hay embalsados 981,6 hectómetros cúbicos, frente a los 2.877,5 de capacidad que tienen estas infraestructuras, aunque la situación es desigual entre los distintos sistemas de ríos que componen la cuenca.

En concreto, la situación está más complicada por la falta de agua en las provincias de Palencia y León, donde los embalses se encuentran por debajo de la media de la Cuenca del Duero, con la excepción de los de Riaño (35,1%), mientras que el resto tienen registros inferiores.

En general el sistema Esla y Órbigo, en León, presenta una media del 28,8 por ciento, mientras que los palentinos del Carrión y del Pisuerga presentan un volumen de agua del 18,6% y del 17,5%, respectivamente.

Por encima de ese registro medio en la cuenca del Duero se encuentran el Sistema del Alto Duero, en Soria, con el embalse de la Cuerda del Pozo al 38,2% y con mejor situación aún en los sistema del Águeda (58%) y Tormes (46,8%), en Salamanca, y del 49,2% en el embalse abulense de las Cogotas, con el 69,1% en El Pontón Alto y el 51,4% en Linares del Arroyo, en la provincia de Segovia.

Esta situación ha llevado a la CHD a tomar determinadas medidas de ahorro y restricción de suministro para uso agrícola y de riego de parques y jardines en los diferentes municipios, mientras que la ausencia de precipitaciones previstas en las próximas jornadas anticipan que el volumen de agua embalsada seguirá menguando en la próxima semana.

SIMILAR A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, España afronta la recta final del actual año hidrológico, muy seco, con niveles de agua embalsada casi un 35 por ciento inferiores al promedio de la década y con las cuencas de grandes ríos meridionales en alerta, como el Guadalquivir, con una merma del recurso de casi el 60 %.

Con un 26 por ciento menos de lluvias de lo habitual, el volumen total de agua embalsada en los pantanos españoles es actualmente de 20.174 hectómetros cúbicos, lejos de la media de la última década, que se sitúa en 30.425 hectómetros cúbicos, según los últimos datos de la reserva hídrica facilitados por el Ministerio para la Transición Ecológica.

Con unos niveles muy reducidos, que sitúan en el 35,9 % de su capacidad total la reserva, tras sucesivos descensos y aunque los recursos hídricos de los pantanos están concebidos para usos múltiples, el agua actualmente embalsada permitiría ‘grosso modo’ abastecer el consumo de todos los españoles en sus hogares durante 3.000 días, a razón de unos 150 litros por persona y día, según los expertos.