Jornaleros trabajando en el cuidado de viñedos de la zona de El Bierzo./ EFE
Publicidad

La próxima vendimia, que se producirá dentro de cinco meses, agudizará los problemas actuales de venta que tiene el sector vitivinícola en Castilla y León debido a las restricciones comerciales impuestas a raíz de la crisis social y sanitaria del coronavirus, tal y como señalaron nfuentes de la Consejería de Agricultura.

Este es uno de los principales asuntos que el consejero de Agricultura y Ganadería, Jesús Julio Carnero, trasladó a las organizaciones profesionales durante la celebración del Consejo Agrario de Castilla y León, vía telemática.

Por esta razón, Castilla y León ha solicitado más financiación para las nuevas medidas que se van a incorporar al Programa Nacional del Sector Vitivinícola español, apoyando especialmente la cosecha en verde y la destilación de crisis de las que es partidaria la comunidad autónoma.

Carnero informó al Consejo Agrario del contenido de la reunión de la Conferencia Sectorial celebrada el pasado 30 de abril, con la participación de las comunidades autónomas, y que presidió el ministro Luis Planas.

El consejero expresó su preocupación respecto al sector del ovino y el cochinillo, y explicó que una de las exigencias al Gobierno es que se concreten cuanto antes las cantidades exactas de dinero que van a llegar a las comunidades en forma de ayudas.

Otra de las grandes preocupaciones para la Consejería de Agricultura y Ganadería son los sectores del Ibérico y la ganadería de lidia, con serios problemas de salida que afectan a dos de las actividades emblemáticas para Castilla y León desde el punto de vista económico y cultural, según las mismas fuentes.

Carnero agradeció el esfuerzo de los agricultores, ganaderos y organizaciones profesionales agrarias para sacar adelante sus producciones, y recordó el compromiso de la administración autonómica con medidas.

Entres estas, ya anunciadas hace dos semanas, figura el pago de los intereses de la prórroga, por un año más, de los préstamos solicitados en 2017 por la sequía, y la modificación de la orden por la que se incorpora una modalidad extraordinaria en el Instrumento Financiero Feader.

El consejero recordó además que tanto el Laboratorio Regional de Sanidad Animal, en Villaquilambre (León), como el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl), en Valladolid, se han incorporado con sus equipos a la realización de pruebas analíticas de detección del virus Covid-19, remitidas por los centros sanitarios de la Consejería de Sanidad

CIERRE DE RESTAURANTES

A su vez, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, abordó con la Federación Española del Vino (FEV) el impacto que está teniendo sobre el sector vitivinícola el cierre del canal Horeca, al tiempo que analizó las medidas del desescalamiento de la economía y la repercusión que la progresiva apertura del comercio minorista, así como de los restaurantes, puede tener en la recuperación del sector.

El ministro explicó que la Comisión Europea podría autorizar determinadas medidas solicitadas por el sector, como la destilación de crisis o el almacenamiento privado. Así, Planas valoró las aportaciones de la FEV para flexibilizar y facilitar la gestión en el Programa de apoyo al sector del vino (PASVE) y agradeció el seguimiento que está realizando de los efectos de la crisis de la Covid-19 en este sector, cuyas conclusiones están siendo de “gran utilidad” para los trabajos que realiza el Ministerio.