La Policía arresta a los responsables de un concesionario por estafa

Los dos investigados ofertaban vehículos de alta gama a unos precios muy atractivos

1042
Según las pesquisas de la policía, los dos detenidos cerraron el negocio una vez cobrado el dinero.
Según las pesquisas de la policía, los dos detenidos cerraron el negocio una vez cobrado el dinero. / europa press
Publicidad

La Policía Nacional detuvo ayer a los responsables de un concesionario de coches de lujo en el municipio malagueño de Marbella por estafar supuestamente 140.400 euros a unos clientes.

Los investigados, una mujer y un hombre de 42 y 49 años, ambos de nacionalidad española, ofertaban vehículos a unos precios muy atractivos. Así, una vez realizados los pagos por los compradores, la pareja actuaba con evasivas para la entrega de los vehículos y tampoco devolvía el dinero pagado.

Según informó la Policía Nacional a través de un comunicado hay denuncias de dos víctimas que transfirieron 56.000 y 84.400 euros, respectivamente, a la cuenta de los arrestados.
La investigación se inició a raíz de las denuncias de dos ciudadanos contra los responsables de un concesionario de coches de lujo en Marbella.

Ambos denunciantes informaron de que, tras ir al establecimiento e interesarse por la compra de un vehículo, hicieron transferencias por las cantidades de 56.000 y 84.400 euros, respectivamente, a la cuenta de los vendedores y estos no sólo no entregaron el coche, sino que, además, se quedaron con su dinero.

Según las pesquisas, una vez cobraron el dinero, los investigados cerraron el concesionario y desaparecieron sin entregar los vehículos. La investigación permitió identificar, localizar y detener a los presuntos responsables.

Reclamaciónes judicial

El principal investigado, un empresario de 49 años, tenía tres reclamaciones judiciales en vigor en el momento de su localización, dos para su inmediato ingreso en prisión por otras estafas diferentes. Fue arrestado en la localidad de Plasencia (Cáceres). Su compinche era detenida días atrás en Marbella.

Por otro lado, en un registro en un inmueble del principal investigado, en Plasencia, los agentes intervinieron un vehículo de alta gama, ocho relojes de lujo, tres teléfonos móviles, ingente documentación sobre la empresa investigada y sobre varios vehículos y material informático.

La investigación se desarrolló por agentes adscritos a la UDEV de la Comisaría de Marbella y la colaboración de la Brigada Local de Policía Judicial de Plasencia.