La Oferta de Empleo Público para 2019 llega a las 3.513 plazas

La Junta de Castilla y León convocará antes de octubre de 2020 hasta 80 procesos selectivos

284
El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez (i), y el vicepresidente Igea.
Publicidad

El penúltimo Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó la Oferta de Empleo Público de 2019, que contará con 3.513 plazas, de las que 3.120 serán de nuevo ingreso y 393 de promoción interna, que deben convocarse en un plazo máximo de tres años.

El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, detalló ayer en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno el contenido de la oferta de empleo de 2019, en la que destacan las 1.178 para docentes no universitarios, 845 correspondientes a tasa de reposición, 333 a estabilización; y las 1.072 plazas de personal sanitario, todas ellas correspondientes a la tasa de reposición de efectivos.

El cupo de plazas de nuevo ingreso se completa con otras 432 para los cuerpos y escalas de funcionarios no docentes, 424 correspondientes a la tasa de reposición, 8 a la tasa adicional de reposición; y 438 plazas de personal laboral, 229 correspondientes a la tasa de reposición, 44 tasa adicional de reposición y 165 de estabilización.

En cuanto a las 393 de promoción interna, 130 plazas son de promoción interna del personal funcionario; y 166 plazas para la promoción interna del personal laboral fijo.

Ibáñez incidió en que merced al cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria, la Junta ha podido aplicar una tasa de reposición del 108 por ciento, y permitirá avanzar la estabilidad del empleo con el objetivo de alcanzar la tasa de interinidad del 10 por ciento.

La Junta responde con esta oferta a la necesidad de aportar trabajadores cualificados a la Comunidad que den mayor cobertura a la prestación de unos servicios públicos competitivos y de calidad. De hecho esta oferta comprende, no sólo Cuerpos de Administración General con perfiles de gestión administrativa, sino que también recoge oferta de grupos de especial importancia para la prestación de competencias autonómicas como arquitectos, bibliotecarios, psicólogos, ingenieros técnicos, agentes medioambientales.

Ibáñez defendió que se debe reconocer e impulsar la dotación a la Administración Autonómica de renovados profesionales de adecuado perfil técnico que tomen el testigo de aquellos que trabajaron por esta Comunidad, ya que casi 55 por ciento de los fijos de la Junta tienen más de 55 años, y el 24 por ciento más de 60 años.

La Junta pretende crear en estos años un Cuerpo de jóvenes opositores que se queden en Castilla y León, que retornen ante una atractiva oportunidad de Empleo, el empleo público especializado, de calidad y estable.

También apuesta por la continuidad en la estabilización, y en la promoción interna de aquellos que ya trabajan por el interés público, aprovechando su profesionalización, su formación y sus experiencias, así como su inquietud por desarrollarse personal y profesionalmente, de ahí que se vaya progresivamente a incrementar la Promoción Interna entre los Grupos Profesionales.

A lo largo de 2020 se celebrarán procesos selectivos que sumarán efectivos a la Comunidad tanto para estabilidad del empleo, que supondrá una reducción de la tasa de interinidad tratando de llegar a la tasa de reducción del 8% marcada por la ley, como para la reposición de nuevos trabajadores a la Administración Autonómica.

El consejero recordó que la Junta cerrará los procesos del año 2017-2018, convocando antes de que finalice el año cuatro procesos selectivos para las categorías de personal laboral de cocina, ayudantes de cocina, enfermería y auxiliar de enfermería.

Y en el primer mes de 2020, la Junta continuará con la convocatoria de otros cuatro Procesos Selectivos, correspondientes a: Fisioterapia, Educador de Discapacitados, Técnico Superior de Educación Infantil y Ayudante Técnico Educativo.