Una máquina quitanieves retira la nieve caída en la plaza Santa Teresa de Ávila. / EFE/Raúl Sanchidrián

La acumulación de nieve y hielo en la calzada obligó ayer a cerrar siete tramos de carreteras en Castilla y León y a usar cadenas en otros 17, según informaron a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico.

En concreto, en Burgos permanecía cerrado por la tarde un tramo de la BU-556, en Berberana; la BU-571, en Río de la Sía; BU-572 en Río de Lunada y la BU-570 en Río Trueba.

Asimismo, en la provincia de Salamanca, estaban cortados al tráfico sendos tramos en la SA-203 en El Cabaco; la DSA-191 en El Travieso y la DSA-180 en La Hoya.
Por otro lado, se llevó a cabo el embolsamiento de camiones en la A-6 en Arévalo (Ávila); AP-51 en Ávila; la A-50 en Machacón (Salamanca); la AP-61 y la N-603 en Hontoria (Segovia); la N-110 en Villacastín (Segovia); la A-1 en Villarejo (Segovia); la A-2 en Arcos de Jalón (Soria) y la A-6 en San Vicente del Palacio (Valladolid).

Nivel 1 en Ávila

El Ayuntamiento de Ávila, ante la intensidad de la nevada, activó a las 17 horas de ayer viernes el Nivel 1 del Plan de Nevadas, durante la reunión del Centro de Coordinación Operativa (CECOP), al mismo tiempo que reforzó los medios humanos y materiales para limpiar las calles y viales.

El Consistorio de la capital abulense informó de que desde esa hora estaban trabajando en el operativo 80 personas, con la incorporación del personal de las nuevas máquinas barredoras y de limpieza de calles de manera manual. Igualmente, se realizaban trabajos preventivos de esparcimiento de fundentes en vías de la ciudad, barrios anexionados y entradas de los colegios.

En la reunión del CECOP, presidida por el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, se comprobó, asimismo, el estado de vías y calles.

Por otra parte, el adarve de la muralla permanece cerrado al público debido a las condiciones meteorológicas adversas, desde las 13.30 horas de ayer.

El plan está integrado por más de 80 efectivos de diferentes servicios municipales y una veintena de máquinas: quitanieves, cuchillas, barredoras motorizadas…

Por su parte, el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) está integrado por todos los servicios municipales implicados en las actuaciones que se llevan a cabo ante episodios de bajas temperaturas y nieve: Policía Local; Bomberos; Protección Civil; parque móvil y servicios a la ciudad.

Ola de frío

El temporal de precipitación, frío y sobre todo de nevadas provocado por la borrasca ‘Filomena’, que se mantendrá hoy sábado, puede ser la antesala de la primera ola de frío de este año, según la Agencia Estatal de Meteorología que espera que la próxima semana el mercurio pueda bajar a temperaturas mínimas de -8 a -10 grados centígrados (ºC) en capitales de varias provincias del interior peninsular, entre ellas prácticamente todas las de Castilla y León. Se prevén temperaturas entre 3 y 5 grados centígrados más frías de lo normal para estas fechas y apenas se esperan precipitaciones.