El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio informa a las Cortes sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de su departamento
Suárez-Quiñones informó ayer en las Cortes sobre la Consejería que dirige. / Miriam Chacón

Una mayor inversión en recursos, así como el diálogo y colaboración con los agentes económicos, sociales y organizaciones del sector forestal, ha esgrimido este lunes el consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, como claves de la lucha contra incendios y protección del patrimonio natural.

La lucha contra incendios forestales ha aumentado en 126 millones durante la presente legislatura (2022-2026) para mejorar infraestructuras, recursos, tecnologías y situación laboral de los más de 4.700 profesionales implicados, ha apuntado el consejero a lo largo de su comparecencia en las Cortes de Castilla y León.

Durante su intervención en la comisión parlamentaria de Medio Ambiente, para exponer la gestión de su consejería a mitad de legislatura, Suárez-Quiñones se ha referido también a la aprobación de las directrices para la prevención y extinción de incendios forestales.

De igual manera, ha añadido, la lucha contra incendios se verá reforzada con la tramitación del plan especial de Protección Civil contra incendios forestales (INFOCAL), mejorado con el apoyo de fondos europeos, ha subrayado.

Desde el punto de vista laboral, durante estos dos años ha culminado la cobertura de “todas las plazas de operadores de centros de mando” y se han publicado llamamientos para personal de autobomba y puestos de vigilancia, mientras que para los contratos en vigor para las cuadrillas terrestres se ha garantizado una duración mínima de nueve meses.

A todo ello el consejero ha unido las mejoras de los sistemas tecnológicos de vídeovigilancia para la prevención, detección y control de fuegos, además de la puesta en marcha de un plataforma de información en tiempo real sobre incendios forestales.

 

Sector forestal

La transformación de productos forestales, también con el apoyo de fondos europeos, copa la inversión de 124 millones en marcha para ayudas a la reforestación, planificación de montes, conservación de recursos genéticos y estudios sobre biodiversidad.

Ha destacado la especial atención prestada a la reforestación y recuperación de los terrenos afectados por incendios.

 

Vivienda

El medio rural y los grupos sociales más vulnerables son los criterios rectores de la política de vivienda de la Junta.

A todos ellos, jóvenes, mujeres y desempleados, se dirigen medidas como las viviendas colaborativas y de proyección pública “para el uso de terceros en el medio rural”, además del aumento del nivel de renta familiar para facilitar la condición de adjudicatario en las de promoción pública, y el empleo como tales de locales comerciales sin uso.

Suárez-Quiñones ha recordado la actualización “de los precios máximos de venta y alquiler” para adaptarlos al aumento de los costes de construcción, con el fin de estimular la promoción de la vivienda protegida.

El parque público de alquiler, el ofrecimiento de beneficios fiscales y las ayudas a las compras y el alquiler también ha mencionado el consejero como ejes del denominado Plan de Acceso a la Vivienda para Jóvenes (TUYA). Consiste en la reducción del precio de compra de viviendas de promoción pública en municipios rurales, y en el aval de préstamos hipotecarios, una línea que ha recibido ya “más de 2.800 solicitudes” y facilitado la constitución de “más de 600 hipotecas”.