guardia civil ereim barranco Somosierra
Efectivos del equipo del EREIM en un rescate en la montaña. /E.A.

La colaboración entre la Junta de Castilla y León y la Guardia Civil ha permitido gestionar 1.494 rescates de personas en la Comunidad desde el 2011, una coordinación que ahora se articula en un protocolo que se gestionará a través de la plataforma del servicio regional de emergencias 1-1-2.

Según ha explicado la Consejería de Fomento y Medio Ambiente este martes en un comunicado, el protocolo suscrito entre ambas instituciones establece un régimen de coordinación, cooperación e intervención de ambas administraciones para prestar el mejor servicio posible a los ciudadanos en los supuestos de búsqueda, socorro o rescate que se produzcan en el territorio de la Comunidad de Castilla y León.

En el protocolo se establecen los apoyos técnicos necesarios para poder cumplir con el objeto del mismo, se establecen como nodos de comunicación entre ambas administraciones el Centro de Emergencias 1-1-2 de Castilla y León y el Centro Operativo de Servicios, COS, de la Guardia Civil.

Para ello, se articula la plataforma tecnológica del 1-1-2 como mecanismo para las comunicaciones e intercambio de información entre ambos organismos.

Con el fin de facilitar esta coordinación, toda la información sobre el desarrollo de la gestión del incidente se transmitirá preferentemente a través del terminal de avisos del 1-1-2, comunicándose en todo caso la movilización y desmovilización de recursos y la finalización de la intervención.

En el protocolo se refleja el procedimiento de actuación en el ámbito del socorro y rescate de personas y el procedimiento de actuación en el ámbito de la búsqueda de personas desaparecidas.

La colaboración entre ambas instituciones en materia de rescate ha permitido que en la Comunidad de Castilla y León se hayan gestionado 1.494 rescates, entre 2011 a 2021, optimizando medios materiales y personales.