La Junta se muestra partidaria del toque de queda para toda España

Castilla y León es partidaria de introducir la medida del toque de queda para controlar la difusión de la pandemia del coronavirus, aunque cree que debe ser una medida “conjunta y para toda España“, ha defendido la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

En la habitual rueda de prensa de cada martes para analizar los datos de la pandemia, Casado ha explicado que ella ya pidió la semana pasada esta medida en el anterior Consejo Interterritorial de Salud.

Debe ser un toque de queda para todo el país y la medida debe ser planteada desde el Gobierno, con el apoyo de todo el Consejo Interritorial de Salud ya que se trata de una medida que afecta a las libertades individuales, con un entorno judicial, ha detallado la titular de Sanidad.

Casado ha desvelado que ese toque de queda ya lo planteó en el anterior Consejo Interterritorial de Salud, y debe ser una medida que se debe adoptar “ahora o se nos irá de las manos“. Ha argumentado que en los lugares en los que se ha aplicado, como Melbourne o París, la medida ha sido efectiva.

Casado ha explicado que no tiene el borrador definitivo de la propuesta que llevará el Ministerio al Consejo Interterritorial de Salud del jueves, pero de lo que ha transcendido no hay grandes cambios sobre el inicial y no se incluye expresamente el toque de queda pero “se intuye“.

En esa misma línea se ha expresado sobre la medida del cierre de la hostelería, que de adoptarse debe ser nacional, para todas las comunidades.

Solo con el Estado de Alarma

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha confirmado que el Gobierno estudiará con todas las comunidades autónomas la fórmula del toque de queda para evitar la propagación del coronavirus, aunque ha avisado de que esta medida requeriría la declaración de estado de alarma en los territorios afectados.