La Junta se adhiere al Fondo de Facilidad Financiera

La medida permitirá al Gobierno autonómico obtener 234,5 millones por la vía del endeudamiento

45
El vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Francisco Igea.
Publicidad

El Consejo de Gobierno acordó la adhesión de la Junta al Fondo de Facilidad Financiera que ha asignado a Castilla y León 224,46 millones de euros para cubrir las necesidades de endeudamiento correspondientes al primer trimestre de 2020.

Según el acuerdo aprobado este jueves el Decreto del Gobierno establece que pueden adherirse al Fondo de Facilidad Financiera aquellas comunidades que cumplan los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública, y que su período medio de pago a proveedores no supere en más de treinta días el plazo máximo previsto en la normativa sobre morosidad y Castilla y León “cumple con los citados requisitos”.

Lo anunció el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que dio luz verde a esta adhesión, que es posible para aquellas comunidades autónomas que cumplen con los objetivos de estabilidad presupuestaria, de deuda pública y que tengan un periodo medio de pago a proveedores que no supere en más de 30 días el plazo máximo previsto en la ley.

Las condiciones financieras del préstamo se concretan en un plazo de 12 años (incluyendo cuatro años de carencia) y un tipo de interés equivalente al coste medio de la Deuda del Estado a un plazo equivalente.

En julio de 2019, la Consejería de Economía y Hacienda solicitó la adhesión de Castilla y León al Fondo de Facilidad Financiera para cubrir las necesidades de endeudamiento para 2020, al cumplir la Comunidad los requisitos previstos en el Real Decreto-ley 17/2014, y tras considerar los potenciales beneficios que se pueden obtener del ahorro de intereses y al no ser necesaria la elaboración de un plan de ajuste.