La consejera de Familia presenta vehículos adaptados y eléctricos para la atención en el medio rural
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades en la presentación de los vehículos adaptados. / Brágimo

La Junta refuerza la atención social en el medio rural mediante la adquisición de 27 vehículos ‘eco’ adaptados para que Cruz Roja pueda atender a los colectivos más vulnerables. Estarán financiados por el Ejecutivo autonómico con 1.732.300 euros procedentes de los fondos europeos y el objetivo será el de garantizar la accesibilidad a los Servicios Sociales de todos los ciudadanos independientemente del lugar en el que vivan.

En concreto, son tres proyectos diferentes. La primera de las iniciativas es el proyecto piloto ‘Tech Truck’, que consiste en la adquisición de nueve furgonetas, una por provincia, que en realidad son oficinas móviles para la atención e intervención social de las personas en riesgo de exclusión residentes en el medio rural. Con un presupuesto de 814.000 euros, no sólo se ha realizado la compra de los vehículos, sino que también se han adaptado tecnológicamente para que puedan prestar este servicio.

En segundo lugar, el proyecto ‘Accesibilidad en transporte ecológico en el mundo rural’ alcanza los 874.500 euros y se pretende facilitar la movilidad, la accesibilidad y la atención de las personas mayores y dependientes que residen en los pequeños municipios de la Comunidad. Por un lado, se sufragó la compra de 16 furgonetas adaptadas y eléctricas para trasladar a aquellos castellanos y leoneses que necesiten asistencia fuera de sus localidades. De hecho, ya está en funcionamiento un autobús adaptado de 24 plazas que presta servicio en la provincia de Salamanca.

Por último, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, dio a conocer la Unidad de Emergencia Social que echará a rodar en Palencia. Se trata también de una furgoneta pero, en este caso, está equipada para detectar y atender de manera inmediata a las personas sin hogar. “Un proyecto cuyo importe asciende a 43.800 euros para ofrecer otra oportunidad a quienes viven en exclusión social”.

“Se trata de una furgoneta equipada con todo lo necesario para circular por las calles de la ciudad, hacer un seguimiento de las personas que se ven obligadas a dormir en la calle y darles una primera atención de urgencia y primera necesidad”, aseguró la presidenta de Cruz Roja en Castilla y León, Rosa Urbón.

La consejera quiso recordar que Castilla y León es “pionera” en abrir el presupuesto social de los fondos europeos ‘Next Generation’ a las entidades del Tercer Sector ya que, de los 150,7 millones de euros asignados a la Comunidad, se ha reservado un 10 por ciento (casi 16 millones) para que éstas puedan presentar sus propias iniciativas. De este modo, de los 166 proyectos sociales que se llevan a cabo en el territorio autonómico, estas organizaciones participan en la ejecución de 48 de ellos, un 29%. “Este Tercer Sector es un aliado imprescindible en el diseño y el desarrollo de las políticas en favor de las personas”.

Blanco expresó la necesidad de centrar esfuerzos en el ámbito rural donde reside el 36 por ciento de la población castellana y leonesa y además, el 60 por ciento de las personas dependientes y el 50 por ciento de las mayores. “Se trata de dar respuesta a las necesidades que surgen de la propia realidad sociodemográfica de Castilla y León, donde el 94 por ciento de los 2.248 municipios no llega a los 2.000 habitantes”.